La meta: abril de 2007

 
 

El caso de Freddy, el representante de los consumidores ante la Junta de Epm, que resultó ideólogo de las Farc, ha puesto a todo el mundo a temblar. Dice el Alcalde que lo que más le duele es haber sido engañado. Es claro. El engaño, como la burla, son las peores traiciones al espíritu.

La Alcaldía promete un mejor manejo de las obras en este segundo tramo del Paseo Urbano de la Avenida El Poblado sobre todo en lo que a cierres parciales de vías, congestión vehicular, talas y siembras de árboles, señalización, etcétera, se refiere. La Alcaldía asegura que aprendió la lección de lo sucedido en la construcción del primer tramo.

Ahora bien, ¿será cierto? Pues habrá que conceder el beneficio de la duda, a pesar de que ninguna obra pública aquí ha sido hecha como estaba planeada. Por lo pronto, entre las medidas anunciadas para hacer más llevaderos los próximos meses de trabajos en la Avenida El Poblado, el anuncio oficial dice que no habrá obras simultáneas a ambos lados de la misma calzada, que siempre habrá un carril habilitado para los vehículos, que podría, dada la necesidad, implementarse el pico y placa extendido en números y tiempo sobre la Avenida durante el tiempo de las obras, que siempre habrá agentes de tránsito en la zona intervenida, que habrá información oportuna sobre desvíos, cierres de vías o cualquier contingencia que se presente, que sembrarán 152 árboles nuevos de cinco especies diferentes, que no suspenderán el paso del transporte público y que este tendrá paraderos fijos, en fin, que esta vez sí todo será al derecho.