La mejor cara

La mejor cara 
Esta edición de la Feria de las Flores está inmersa en un año en el que la logística de la ciudad se pondrá a prueba
Medellín ofrece una nueva edición de la Feria de las Flores a partir del 3 de agosto. Esta vez la fiesta parece trascender a la ciudad y al país para convertirse en un evento internacional. Al menos los datos dan cuenta de los esfuerzos que han hecho las administraciones municipales por lograr este objetivo.
Este año, por ejemplo, la expectativa es aumentar en un tres por ciento los visitantes internacionales. Según los datos de la oficina de comunicaciones del Medellín Convention Bureau, en la Feria de 2011 el control de inmigración registró 5.268 visitantes internacionales. Este año parece que serán cerca de 5.420 personas.
La ocupación hotelera también mostraría un tres por ciento de incremento, al comparar las ediciones 2011 y 2012, ubicándose en un 75.90 por ciento. El tres por ciento también sería el crecimiento esperado en visitantes de todo el país.
En cuanto a las novedades y la puesta en escena de la ciudad, se suman a los eventos cinco gigantes de flores, de ocho metros de altura, unos monumentales personajes que estarían ubicados en Plaza Mayor, Plaza Botero y en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, entre otros sitios.
Estos personajes son en realidad una idea traída de España que funciona muy bien para enriquecer la festividad local.
Se convierte la Feria en una manera más de internacionalizar la ciudad, de mover el comercio
e incluso de bajar los índices de criminalidad, los cuales, según la Alcaldía de Medellín, se reducen ostensiblemente en esta semana.
Empieza con esta celebración un segundo semestre que tendrá eventos de gran magnitud, como los dos conciertos de Madonna en noviembre, que traerán cerca de 36 mil visitantes de otras latitudes, y muchos otros congresos y ferias que pondrán a prueba la logística de la ciudad.
Tapete de flores en el Centro Comercial Santafé.