La marcha cannábica

La marcha cannábica
Miles de consumidores de marihuana se reunieron en Medellín para manifestarse por la legalización de la cannabis sativa

Sábado, 5 de mayo. 3 pm. Un maremágnum de ojos rojos y una estela de humo cannábico se extendió a lo largo de las avenida La Playa, la Oriental y San Juan. La Comunidad Cannábica Colombiana convocó a cerca de 30 mil personas apara asistir a la cuarta versión de la Marcha Mundial por la Marihuana. El objetivo, manifestarse a favor de su legalización y uso recreativo.
Comparsas musicales, saltimbanquis, rastafaris vendiendo productos vegetarianos a base de cannabis, pancartas con referencias a las bondades médicas de la planta y arengas de apoyo al autocultivo, como una manera de no apoyar el tráfico ilegal y las bandas criminales, acompañaron la marcha, que estuvo custodiada por la mirada de policías, fotógrafos de medios alternativos y vecinos que observaron impávidos desde balcones y andenes.
De esta manera Medellín no fue ajena a la “Global Marihuana March”, que se realiza desde hace ocho años en todo el mundo y que tuvo manifestación en capitales como Buenos Aires, Rio de Janeiro, Montevideo, Ciudad de México, Santiago de Chile, Lisboa y Praga, entre otras.
“Tenemos la certeza de que la solución es la educación con argumentos y no con penalización, por eso promovemos la educación para los usuarios y no usuarios del Cannabis, brindando asesoría pedagógica sobre los efectos que genera, y distribuyendo información sobre el autocultivo”, señala la Comunidad Cannábica Colombiana.
En los últimos años el mundo ha revivido el debate político sobre la legalización de la marihuana, debido al fracaso de la lucha antidrogas. En Colombia, la Corte Constitucional introdujo en 1994 el concepto de dosis mínima personal, salvaguardando el libre desarrollo de la personalidad. Actualmente la ley permite el porte de 20 gramos como dosis personal.