La llamada es lo de menos/ Febrero (quincena 1)

Andrés Felipe CastañoJuan David González


 

Es una nueva tradición. Muchas personas cambian sus teléfonos móviles en diciembre porque las compañías hacen sus mejores ofertas en esa época y viceversa, valga decir. Y a la hora de decidir el cambio del teléfono lo de las llamadas es lo de menos. Pocos son los que se interesan por ese tema. Más bien preguntan por las demás cosas que hace el aparato. Videos, fotos, timbres, agendas y juegos son algunas de las características que inciden en la decisión final de los compradores, al lado por supuesto de apariencia, tamaño, peso y, finalmente, costo.

Ahora bien, ¿saben esas personas qué hacer con el aparato que tienen en la mano? Como pasa con los computadores, la mayoría de los mortales no saben. A duras penas hacen las llamadas y le cambian el timbre al teléfono, pero no más… su juguete es subutilizado.

No todo el mundo es así, claro. De hecho hay varias compañías locales que se dedican a desarrollar software para los teléfonos, o sea herramientas que permitan aprovechar el aparato.

Una de esas compañías está en cabeza de Andrés Felipe Castaño y Juan David González, dos estudiantes de Eafit que ganaron el año pasado la Maratón Nacional de Desarrolladores Nokia Comcel.

Batalla naval

Después de ganar la eliminatoria regional aquí en Medellín, viajaron a Cartagena a la final. Allí el reto fue escribir una versión para teléfono celular del juego de mesa batalla naval. Los participantes tenían 6 horas para hacerlo y según supieron más tarde, los planificadores del concurso no esperaban que ninguno de los participantes terminara la tarea. El ganador sería el grupo que más avanzara en el proceso al final del plazo. Pero, con dos años de experiencia en el grupo de telemática de su universidad, Andrés Felipe Castaño y Juan David González resolvieron el reto con suficiencia y en menos del tiempo requerido. Ganaron.

Estos empresarios, desarrolladores de software y estudiantes aseguran que hay mucho por hacer, profesionalmente hablando, en el campo de la telefonía móvil. Hoy, con los teléfonos que se consiguen en Colombia, no importa el operador, se pueden hacer muchas cosas que la mayoría ignoramos y que incidirían para bien en nuestra calidad de vida.

A eso se dedican desde su empresa MDG, con la convicción de que la revolución de la movilidad apenas comienza y de que ellos pueden ser jugadores importantes en todo esto.

Usos

A manera de ilustración, unas pocas cosas que hoy se pueden hacer con un teléfono móvil corriente en Medellín, cosas que pocos aprovechan, cosas como las que desarrollan en MDG Andrés Felipe Castaño y Juan David González:

Localización GPS (ubicación exacta de un vehículo en un momento determinado).
Revisar una cámara de vigilancia (no se puede ver el video en directo, pero sí fotos instantáneas de lo que la cámara capta).
Revisar si se dejó la estufa prendida en la casa (o el televisor o lo que sea).
Abrir la puerta del garaje de la casa.
Sincronizar una alarma de seguridad para que en caso de problemas esta envíe un mensaje de texto al teléfono del encargado o del responsable.