La fórmula del bienestar

La fórmula del bienestar
Los seres humanos somos sociales por naturaleza y la mayoría de la experiencias que traen sentido a nuestras vidas están acompañadas de otras personas

Por: Carolina Zuleta Maya
El poema Reír Llorando, de Juan de Dios Peza, habla de un hombre que ha perdido las ganas de vivir y visita al médico para encontrar un remedio. El médico le recomienda viajar, leer, conseguirse una mujer que lo ame, obtener un título, conseguir riqueza, para lo cual el hombre responde que ya tiene todo esto y más. Finalmente el médico le pide que visite a Garrik, el mejor comediante de la época, para que lo haga reír. A esto el hombre responde: “¡Yo soy Garrik!… Cambiadme la receta.”
Desde que estoy chiquita este poema me ha causado tanto fascinación como temor… pues, ¿cómo puede ser que un hombre que lo tiene todo no quiera vivir? Y me ha hecho preguntarme, ¿qué es entonces lo que necesitamos para querer seguir vivos y tener mayor bienestar en nuestra vida?
Martin Seligman, sicólogo de la Universidad de Pennsylvania y líder de la Sicología Positiva, explica en su libro Flourish que hay 5 elementos que definen el nivel de bienestar que tenemos en nuestras vidas. 1. Emociones Positivas: es decir los sentimientos positivos como alegría, felicidad, placer y euforia. 2. Compromiso (Flow): este elemento se refiere a aquellas experiencias en las que estamos tan metidos en lo que estamos haciendo que el tiempo pareciera detenerse. Solo podemos saber si estábamos en “flow” después de que la experiencia sucediera y podemos mirar hacia atrás y decir eso fue maravilloso. 3. Relaciones Positivas: los seres humanos somos sociales por naturaleza y la mayoría de la experiencias que traen sentido a nuestras vidas están acompañadas de otras personas. Tu nivel de felicidad aumenta cuando compartes las alegrías y tu dolor disminuye cuando te apoyas en otras personas. 4. Sentido: este elemento se refiere a pertenecer a o servir a algo que es más grande e importante que tú mismo. Puedes encontrar cuál es el sentido de tu vida cuando respondes a la pregunta ¿cuál es mi misión en esta vida? O ¿qué quiero dejar cuando me vaya de este mundo? 5. Realización: alcanzar una meta, cumplir un sueño, ganar, tener éxito.
Ninguno de estos elementos por sí solo define tu bienestar pero cada uno de ellos contribuye a él, por lo tanto es importante reflexionar sobre cuantas de las actividades en tu vida te ofrecen uno o más de estos elementos. La vida es imperfecta por naturaleza, y en ningún momento debemos pretender que todas las actividades en las que participamos tengan todos estos elementos. Pero tenerlos definidos nos permite reflexionar y trabajar por alcanzar más de ellos.
¿Quieres tener mayor bienestar en tu vida? Entonces sigue esta fórmula sencilla: crea y participa más en las actividades que incluyen los elementos de bienestar y minimiza las que no te ofrecen ninguno.
opinion@vivirenelpoblado.com