La experiencia de las transversales


La experiencia de las transversales

En diciembre de 1997, la Secretaría de Tránsito definió que las transversales fueran unidireccionales: la Inferior en sentido norte sur y la Superior en sentido sur norte entre las calles 10 y 20. Según afirmó en su momento, la medida buscaba ganar agilidad en las vías, hoy llamada movilidad; también buscó generar una solución debido a las pocas vías que había en relación a las construcciones de la época, que según el diagnóstico era un promedio de dos vehículos por vivienda, estadística que se mantiene hoy, aunque hay que tener en cuenta que a 2006 El Poblado cuenta con cerca de 90 mil habitantes. Y se mantiene el diagnóstico del 97: “un predominio del sistema vial sentido norte sur y viceversa frente a la precaridad en sentido oriente occidente y contrario”.

En ese entonces la comunidad manifestó que la medida afectaría a los usuarios del transporte público, se quejó por los recorridos extras y Rodrigo Salazar, Secretario de Tránsito de turno concluyó: “Esta medida es un triste paliativo porque El Poblado no se puede arreglar si no se construyen vías, pues aquí el problema es que hay muchos carros”.

Volver a nota principal