“La exigencia es la clave”

“La exigencia es la clave”
Desde hace 16 años el colegio La Enseñanza es destacado como el mejor de Medellín en las pruebas Icfes. Su directivas hablan de sus logros

El colegio La Enseñanza, de la Compañía de María, es una de las instituciones educativas más tradicionales de Medellín. Con 114 años de existencia, fue el primer colegio femenino del Valle de Aburrá. Este centro educativo, que es reconocido por su alto nivel de exigencia académica, ha sido destacado desde 1997 como el mejor colegio del municipio, según los resultados de las pruebas Icfes. Su rectora, Gloria Cecilia Londoño, en entrevista con Vivir en El Poblado, habla acerca de la educación y de los logros alcanzados.


Gloria Cecilia Londoño, rectora La Enseñanza

¿Cuál considera que es el éxito de la Enseñanza?
“Creo que es una estructura que se ha consolidado a lo largo de la historia, y en esa estructura la base es el desarrollo de las potencialidades de la persona. ¿Cómo la hace?, con una educación muy personalizada, conociendo para qué es buena cada niña. Una segunda clave tiene que ver con la conjugación en formación en valores y disciplina académica”.

¿Cómo se define el modelo pedagógico y qué tipo de estudiantes forma La Enseñanza?
“Nuestro modelo es humanista. Es un desarrollo de valores y formación asumidos personal y colectivamente, pero también es construir el conocimiento que está retado por el contexto histórico, por cada realidad. Desde cada área se va fortaleciendo un proceso de investigación, entonces no es un saber de memoria sino que es un saber analítico, un saber que se precisa de acuerdo a la ciencia en el que se interrelacionan las distintas áreas”.

La Enseñanza ha sido destacado como el mejor colegio de Medellín, pero aún no alcanza los primeros lugares nacionales ¿Qué vacío encuentra en la educación de la ciudad?
“Tenemos que seguir reflexionando el tema del modelo social, donde muchos esfuerzos y dinero se gastan en como mitigar la violencia y las situaciones de desequilibro social. Tenemos programas muy bonitos, pero me parece que todavía hay que abordar el tema educativo desde la equidad, la calidad y la cualificación de la educación, porque no basta con la cobertura”.

¿Qué destaca de la formación en La Enseñanza?
“El desarrollo del pensamiento. El ajedrez, por ejemplo, se enseña para desarrollar capacidades donde el silencio es importante, el análisis, la observación, la interacción con los otros. Entonces desarrollar esas cualidades te va preparando para todas las bases de las ciencias exactas. También la sensibilización en el campo de la historia, la geografía, el contacto con los diferentes entornos y las visitas a otros lugares de la ciudad, donde están aconteciendo situaciones límite. Hay que preguntarse cómo la educación responde en una ciudad donde hay tantas diferencias”.

¿Cuál es el aspecto a mejorar dentro de la educación en Medellín?
“Es un reto mantener la calidad educativa y formar para que las niñas realicen su desempeño académico con altos indicadores. El punto débil es la formación de los docentes. Esto va unido a la vocación porque en la educación privada, en general, los docentes están por vocación y hay una mayor libertad para hacer la selección de los docentes. En la educación oficial con la permanencia de los docentes, buenos o no buenos, hay que garantizarles el trabajo”.