La Escopetería, víctima de construcciones

 

Pero no solo las urbanizaciones están afectadas. Más arriba, los residentes del Hoyo, un sector ubicado en la Transversal Inferior, entre la carrera 30 y la calle 4, denuncian que “hace 4 años, el agua baja sucia y cuando hace calor los malos olores se vuelven tan insoportables que nos obligan a irnos de las casas. Últimamente los niños se mantienen enfermos”, afirma Juan Guillermo Moreno, residente del Hoyo hace 12 años. La comunidad dice que ha notificado esta situación a la Secretaría de Medio Ambiente y al Área Metropolitana, “que se han hecho tomas de la topografía de la cuenca y muestras de agua de la quebrada pero aún no se ve la solución”. Los habitantes de este sector atribuyen gran parte de esta contaminación a algunas construcciones aledañas que vierten sus aguas residuales en la quebrada. “Estos desagües son la fuente de los malos olores y han hecho que la tierra y los muros de contención se vengan abajo y caigan a la quebrada”, afirman los residentes del Hoyo.

Respuesta oficial

Maria del Pilar Restrepo, Subdirectora Ambiental del Área Metropolitana, afirma que a mediados de agosto de este año la entidad hizo una visita técnica sobre la cuenca de la quebrada la Escopetería. “En la visita encontramos dos puntos, uno en el condominio Los Arroyuelos y otro en el edificio Sauzalito. En el Edificio Sauzalito encontramos la presencia de dos tuberías que vierten a la quebrada”. El 17 de agosto el Área solicitó a Empresas Públicas que informara las direcciones y nombres de los propietarios y arrendatarios de las viviendas y constructores que están afectando el recurso hídrico por descargas directas. La viabilidad de conectar estos predios identificados a la red de alcantarillado público y la posible existencia de conexiones cerradas. El Área espera tener una respuesta de Epm este mes y luego le hará un seguimiento a la quebrada para verificar que se hagan las respectivas adecuaciones. Los constructores o responsables deberán cumplir estos requerimientos en los dos meses siguientes o comenzar a cumplirlos, de acuerdo con la complejidad de la obra.

¿Quién responde?

El Área Metropolitana afirma que las construcciones tienen una póliza de cumplimiento para responder más allá del plazo de terminación de la obra sobre las intervenciones hechas. Esto los obliga a dejar listas todas sus obligaciones ante Epm para la entrega de obra. Principalmente en el problema de conexiones de los vertimientos. Después de causar un daño ambiental, el Área Metropolitana tiene establecido un proceso sancionatorio con el que impone unas multas a los infractores de las normas.