La endogamia en las mascotas

La endogamia en las mascotas

Sin dejar de lado la contaminación que produce la disposición de excrementos, hay una situación que me cuestiona alrededor de la tenencia de animales y el ambiente: la problemática asociada a la reproducción continua de mascotas de raza, en la cual el ser humano manipula la reproducción de los animales y refleja la profunda desconexión que tenemos con la naturaleza y el antropocentrismo que nos caracteriza.

María Claudia Mejía Gil
Por: María Claudia Mejía Gil / opinion@vivirenelpoblado.com

En esta situación específica el hombre reproduce algunas razas de animales de manera sistemática, e incluso crea nuevas razas para complacer las difíciles expectativas de sus futuros dueños. Las mascotas que han sido reproducidas de manera endogámica o los conocidos perros de diseño, los cuales empiezan a ganar fama mundial, sufren por los defectos genéticos que se ocasionan al ir en contra de la selección natural.

Cabezas bastante grandes, espaldas demasiado largas o inclinadas hacia abajo, hocicos muy cortos, mandíbulas muy pequeñas o muy grandes, mayor propensión a enfermedades, son algunos de los efectos de esta práctica, que les ocasionan a los animales dolores permanentes o dificultades para tener una vida plena.

Adicionalmente, existe una gran cantidad de animales en la calle que podrían ser adoptados; sin embargo, el deseo de tener una mascota “bonita” o de raza, elimina la posibilidad de darle amor y cariño a un animal que lo necesita.

 

Publicidad