La dirección Gene H. Moon traerá un “regalo” para Medellín

Este director de orquesta, que vive y trabaja en Estados Unidos, es uno de los invitados a tocar este lunes junto a Filarmed. Habló de las obras, de los jóvenes y de sus acompañantes.
 Gene H Moon
Gene H. Moon. Fotos Cortesía
Por Laura Montoya Carvajal

Por primera vez el coreano-estadounidense Gene H. Moon dirigirá a la Orquesta Filarmónica de Medellín, en un concierto que será el lunes 26 de septiembre. Además de los músicos de la agrupación, que interpretarán la Sinfonía Fantástica de Berlioz, la violinista estadounidense Jennifer Dalmas y el chelista búlgaro Evegeni Raychev serán los solistas invitados a tocar el Doble concierto para violín y chelo de Brahms.

Vea: Tres invitados junto a Filarmed en una noche fantástica

Moon comenzó este año la dirección artística y musical de la Orquesta Sinfónica de Longview, Texas, y es graduado de las universidades Central de Oklahoma y de Nueva York.Ha dirigido orquestas juveniles y universitarias y está interesado en la educación de jóvenes músicos. De su experiencia en este campo, de las obras y de Filarmed habló con Vivir en El Poblado.

Leí que está interesado en ayudar jóvenes músicos en su proceso de aprendizaje. ¿Qué clase de ayuda necesitan estos chicos, cómo trabaja con ellos en los Estados Unidos? ¿Qué experiencias atesora como valiosas de recordar y replicar en otros contextos?

“En el tiempo que he estado en Medellín, mis colegas y yo hemos tenido el maravilloso privilegio de trabajar con estudiantes universitarios de música en clases maestras. La interpretación de los estudiantes y su forma de hablar es un testimonio de la excelencia de su educación. En casa trabajo con músicos estudiantes de todas las edades en ensayos y presentaciones. Sea un orquesta universitaria o juvenil, la experiencia que les ofrezco es invaluable para su desarrollo musical. Me impresiona y me da una lección ver la maravillosa relación que tienen los profesores universitarios de Medellín con sus estudiantes. Son cuidadosos, promueven y apoyan a sus estudiantes”.

Después de ensayar y compartir con la Orquesta Filarmónica ¿Qué opina de este grupo y su trabajo musical?

“Esta es la primera vez que trabajo con la Orquesta Filarmónica y estoy muy feliz. Cada músico está lleno de energía y carisma que se ve en su interpretación en cada ensayo. En cada momento que estoy con ellos siento que estamos compartiendo la experiencia de hacer música y que ofrecemos algo único: no puedo esperar al lunes, donde la audiencia llegará para tan maravilloso regalo”.

filarmed
Foto cortesía

Acerca de la Sinfonía Fantástica y el Doble concierto de violín y chelo, ¿en qué es retadora su interpretación? ¿cuál es el elemento más importante a transmitir en estas de obras?

“La Sinfonía Fantástica es un trabajo difícil por las inmensas emociones que fueron expresadas en ella por el compositor. En 55 minutos, en el transcurso de 5 movimientos, la música expresa amor, lujuria, deseo, baile, angustia, miedo, nerviosismo, alivio, euforia, suspenso y más. La orquesta constantemente debe contar una historia en cada compás, en cada pulso, para cautivar a la audiencia. Los músicos de la Filarmed son fantásticos y llevan este trabajo de contar historias muy bien. Estoy seguro de que ofrecerán una excelente narrativa de la obra de Berlioz.

Mientras la Sinfonía tiene una historia que la acompaña, el Doble concierto no la tiene, y esto es lo que hace complicada su representación. Sin un elemento programático, la música debe hablar por ella misma. Afortunadamente, además de la brillante orquesta estaremos acompañados de dos solistas también brillantes, la violinista Jennifer Dalmas y el chelista Evgeni Raychev. Juntos, ellos tocan con perfecta precisión lo que trae la música de Brahms al frente con claridad, belleza y elegancia”.

¿Y con ellos ha compartido ya escenario? ¿Qué opina de sus estilos y habilidades?

“He tenido la espléndida experiencia de tenerlos a ambos como solistas en el pasado. Los dos han sido mis solistas invitados en dos ocasiones en los últimos diez años. Jennifer Dalmas, que ha tocado el Concierto para violín en Sol menor de Bruch y el Concierto para violín de Beethoven, es una músico con técnica y entonación muy cercanas a la perfección, que complementada con su musicalidad hace que lo que toca sea un sonido que recuerdas para siempre. Evgeni Raychev es un músico apasionado que toca cada nota con una cierta esencia, que provoca pensar y hace que el que escuche se sienta curioso de lo que viene. En el pasado, su interpretación del Concierto para chelo de Elgar y Dvorak ha sido proclamada como una de las más memorables en la historia de mi orquesta. 

Como debes saber, estos solistas son esposos. Juntos tocan como el dúo Hachidori. Al haber pasado su vida juntos, ambos tocan con el mismo tipo de compromiso y cuidado por la música, así como se comprometen y se cuidan entre ellos como pareja. Es un privilegio escucharlos tocar juntos, tanto como cuando tocan como solistas”.