La complejidad de los absoluto

Absoluto, adj. Dicho de un juicio, de una opinión, etcétera, o de la voluntad y sus manifestaciones: terminante, decisivo, categórico.

Por: María José Gómez Villegas

“Terminante, decisivo y categórico”, ¿qué puede serlo? Cuanto más pasa el tiempo, más me reafirmo en la incertidumbre y en la duda. Las decisiones que tomo las media la mera sospecha de que por ahí es, que es una decisión sobre todo ética, pero no moralina. Una acción que como mínimo no le haga daño a nadie, inofensiva, respetuosa, pero tan discutible como cuestionable, siempre.

Publicidad

Me gusta encontrarme en los puntos medios, dar cabida al error, probarme equivocada. Somos seres dinámicos y cuestiono los pensamientos estáticos, las opiniones absolutas. Cada libro que leemos, lugar que visitamos, conversación que sostenemos es alimento para nuestra manera de ver el mundo ¿Cómo no cambiarla cada tanto?, ¿cada día?
Han sido una suerte de coincidencias, pero recientemente, en la calle, he escuchado varios reproches de este estilo: “pero usted antes comía carne”; “no pues que no le gustaba el reguetón”; “pero usted votó por Uribe, la primera vez”, entre otros, y me cuesta verle lo raro a que esas personas ahora no coman carne; escuchen, canten o bailen reguetón; y que actualmente cuestionen a Uribe.

¿Cuál es la aversión al cambio? ¿Cuál es la pereza en redescubrir a las personas que tenemos cerquita? Antes no lo hacía, pero ahora celebro mucho las contradicciones, invitan a hacernos preguntas, a reflexionar, a opinar sobre cierta situación en cierto contexto bajo ciertas reglas y no a generalizar ni estigmatizar situaciones, lugares o personas.

Hoy el mundo está más conectado que nunca, la multiculturalidad invita a probar cosas distintas, y mientras más música diversa escucho, más libros leo, más conversaciones sostengo, más convencida estoy de que no pienso igual que ayer y que mañana posiblemente piense diferente.

Abracemos los cambios de opinión y sospechemos de quienes se reafirman en sus verdades. Como diría Mercedes Sossa, “cambia lo superficial, cambia también lo profundo, cambia el modo de pensar, cambia todo en este mundo”.

Publicidad