La 37A, de 5 a 11 meses

Fonvalmed suspendió el contrato hasta que se finalicen los trabajos de compensación urbanística de una inmobiliaria
andenes obras
Por Daniel Palacio Tamayo

La prolongación de la carrera 37A hasta la avenida Las Palmas, en el barrio Castropol, es otra obra de Valorización que no ha escapado a las dificultades. Aunque estaba planeada para 5 meses de ejecución, el plazo se amplió en cuatro oportunidades que suman 5 meses y 25 días adicionales. Y las dificultades no paran ahí. El contrato de la obra se suspendió desde el 29 de diciembre de 2015 hasta “el 28 de febrero de 2016 o hasta que se resuelvan los motivos que han llevado a este aplazamiento”.

José Elías Fonseca, coordinador de obras de Fonvalmed, reconoce que aún ese problema no se solucionará hasta por lo menos en dos semanas, tiempo que le tardaría a la constructora Bienes y Bienes finalizar sus compromisos urbanísticos que consisten en pavimentar un tramo de la vía y finalizar una conexión de las aceras. “Al contratista lo puede afectar, pero es mejor que suspendamos el contrato para no incurrir en más costos por mayor permanencia”.

El director de planeación de la constructora Bienes y Bienes, Juan Carlos Villegas, se comprometió con Vivir en El Poblado a tener pavimentado el tramo de la conexión para el 7 de abril y los andenes y los cordones restantes, para el 21 del mismo mes. Aseguró que la constructora aportó a la agilidad de la obra, pues el compromiso era tener lista la obligación urbanística una vez estuviera finalizada la torre 2 del proyecto Fond, apenas en construcción.

Para Gustavo Yarce, integrante del Comité de Valorización, “en Castropol también se refleja la improvisación que se ha tenido en varias obras de El Poblado. En este caso específicamente no previeron los sitios por donde iba a ser la ampliación”.

El problema del contrato no ha sido únicamente en tiempo, también el Fonvalmed le hizo al Consorcio contratista una adición por 291 millones de pesos al valor inicial de 2.995 millones.

En el lugar permanecen algunos obreros de la constructora y maquinaria del contratista; mientras que una franja de la vía y por donde iría la continuidad de la acera es usada como parqueadero exclusivo para los visitantes de la inmobiliaria. Villegas afirmó que próximamente el parqueadero de la sala de ventas, que ocupa la franja de la acera, será trasladado para dar por finalizada la obra de la obligación urbanística y finalizar los trabajos de conexión de Las Palmas con Castropol por medio de la carrera 37A.