La 18B Sur o la descongestión de La Frontera

     
   
     
  En orden de prioridades, la continuación de la Calle 18B Sur, desde la Carrera 39A (sector Los Tanques) hasta la Avenida El Poblado, cerca a la estación de servicio de Esso, ocupa el puesto 12 dentro del paquete de 14 obras decretadas por el alcalde Alonso Salazar para construir con recursos de los ciudadanos, vía valorización.
La Calle 18B Sur es la que baja desde los alrededores del supermercado Olímpica hasta la Carrera 39 A, donde está interrumpida por un lote, aledaño a los tanques de Empresas Públicas de Medellín. Por este motivo, quienes descienden por ella con el fin de tomar la Avenida El Poblado deben girar a la izquierda por la Carrera 39A para luego voltear a la derecha por la Calle 18Sur y bajar hacia La Frontera.

Los detalles
La idea, como la explican voceros del Plan Especial de El Poblado, es precisamente descongestionar la Calle 18Sur, que además recibe el tráfico de los sectores Benedictinos, El Esmeraldal, La Abadía y San Lucas. Mediante una conexión de 150 metros de longitud, se pretende continuar la calle 18B Sur y llevarla hacia la Avenida El Poblado. Así, los carros podrían seguir derecho sin tenerse que desviar hasta la Frontera.
El diseño del proyecto incluye una pequeña glorieta “que permita hacer todos los giros en la esquina de la Calle 18B Sur con la Carrera 39, donde empieza el terreno que hoy interrumpe la vía. Les serviría, por ejemplo, a quienes cojan la 39A para subir a la Transversal Inferior o para llegar a la Avenida El Poblado”, explican en el Plan Especial de El Poblado.
La nueva calzada sería bidireccional, es decir, de ascenso y descenso, con andenes a cada lado.
En total, su ancho incluye siete metros de calzada y tres metros de andenes.
Para construir esta obra, el Municipio requiere adquirir 2.360 metros cuadrados de predios. Los tanques de EPM no desaparecerían pues el proyecto se haría en su costado sur. El tiempo estimado de ejecución es de 4 meses y su costo se calcula en 1.400 millones de pesos.