Jorge Obando / Gabinete Artístico / Panorámica / 1930-1960

 
Jorge Obando estaba en El Poblado, en La 10 más exactamente, el 24 de junio de 1935, cuando vio una humarada abajo en el valle, al otro lado del río ¿Qué más podía ser si no un accidente aéreo? Como el gran reportero gráfico que era, para allá se fue a ver qué pasaba. Ese fue el accidente en el que murió el cantante argentino Carlos Gardel. Oscar Jaime Obando, hijo del fotógrafo, lo cuenta así: “Como siempre cargaba una cámara, no perdía oportunidad de sacar fotografías de todos los lugares a donde iba, aunque en esta ocasión lo hizo sin saber de qué ni de quién se trataba. Sin embargo, las fotografías que tomó el día de la muerte del popular cantante de tangos son las que más impacto me han causado y el trabajo de reportería que más prestigió le dio”.
La exposición de Eafit tiene aproximadamente 75 de las más representativas fotografías que tomó Jorge Obando, el archivo con el trabajo de toda su vida es de unas 500 mil fotografías, con las que se da cuenta de un importante período de la historia de Medellín y Antioquia en el siglo 20.
Obando, como todos los fotógrafos importante de su tiempo, tenía un estudio en el Centro de Medellín, en el que retrataba a destacadas personas de la élite social y política. Sin embargo, con los avances tecnológicos de la fotografía que llegaron a la ciudad, él fue uno de los pioneros de las grandes fotografías fuera de los estudios, en la calle, con la gente común, en las manifestaciones políticas y las fiestas religiosas; su trabajo nos permite ver la arquitectura, las calles, las obras públicas, los pueblos, las modas, los ritos, de una ciudad que ya no existe, pero que no desapareció, que está dentro de lo que somos hoy en día.
 
 
Clic sobre la imagen para ampliar