Jakura, el Shiba Inu

Jakura, el Shiba Inu
Es el más antiguo de los perros japoneses al punto de que hay hallazgos de huesos suyos en ruinas de 500 años a. de C. Sería descendiente de los perros salvajes del sur de China que llegaron a la isla hace 4000 años.

El Shiba Inu –“perro pequeño” – estuvo al borde de la extinción a finales de 1800 durante los inicios del auge de la cacería en Japón, cuando la importación de animales expertos significó que la raza recibiera sangre de los ingleses Poin-ter y Setter. Una selección de las mejores líneas puras existentes, liderada por criadores locales hacia 1920, le salvó de desaparecer. Luego llegó la Segunda Guerra Mundial, y también casi lo borran del mapa. Una declaración como monumento histórico natural japonés en 1937, y en consecuencia una protección especial por parte del gobierno, terminó con la mala racha.

Como cazador se le emplea para lidiar con el faisán, el oso y el jabalí, y en estas labores son muy apreciados su desarrollado sentido y su habilidad en terrenos abruptos. Además se adapta muy bien a la ciudad.

Los japoneses tienen tres palabras para describir al Shiba: “kan-i”, valentía combinada con compostura; “ryosei”, buen carácter, y “sobuku”, de espíritu abierto. Todo esto, sostienen, nos da un perro de naturaleza encantadora.

Altura
El macho 40 centímetros y la hembra 37.
Peso
Unos 12 kilos.
Colores
Rojo, negro con fuego, blanco con negro, negro con blanco, o rojo con negro. Tiene una máscara de pelo blanco en la cara, y más pelo blanco en el cuello, el abdomen, debajo la cola y en las patas.
Promedio de vida
14 años.
Características especiales
No es ladrador y es insensible al clima.
Relación con los niños
Muy buena.
Relación con otros perros
Puede ser agresivo.
Carácter
Curioso, inteligente, activo, valiente, afectuoso, fácil de educar y muy limpio. 
Otras aptitudes
Animal de compañía y guardián.