¿Te gusta la vida que estás viviendo?

 Por: Carolina Zuleta Maya 
 
Cuando discute sobre su trabajo se sienten su pasión y compromiso. Cuando está con su pareja, se percibe que se aman y confían uno en el otro. Visitar su casa es como entrar a un santuario.
Según la Dra. Teresa Kay-Aba Kennedy*, tú puedes ser esa persona por medio de cinco principios:
1.Vivir con propósito: Es vivir en el presente, como el ser humano que deseas ser, pero primero debes explorarte a ti mismo. Busca lugares de silencio y meditación y pregúntate si estás viviendo una vida auténtica, si tus actividades diarias reflejan tus creencias más profundas y cuánto tiempo gastas en alcanzar lo que realmente deseas. Las respuestas te aclararán qué tipo de vida estás viviendo y cuál es la que quieres vivir.
2.Sintoniza tu mente con lo positivo: Es tener la capacidad de ver el vaso medio lleno en vez de verlo medio vacío. Busca siempre la perspectiva más positiva para ver las cosas. Para activar esta actitud, haz cada noche una lista de tres cosas que te gustaron del día.
3.Honra tu cuerpo: Tu cuerpo es tu hogar y este principio invita a maximizar tu energía física para mejores resultados y óptima salud. Para mantener un cuerpo sano, incluye en tu dieta diaria todos los grupos alimenticios. Los ejercicios y los estiramientos también son esenciales. En yoga se dice que para tener una mente flexible hay que tener un cuerpo flexible. Es mejor hacer 30 minutos de ejercicio diario que dos horas dos días a la semana.
4.Sé un guerrero humilde: Es conectarte con tu energía emocional para construir relaciones cercanas, mantener la felicidad y la fuerza interna. Como guerrero humilde asumes fracasos y éxitos con paz en el corazón. Sé amable con los demás, entiende las situaciones y no juzguez a las personas. Cuando sientas rabia con alguien, haz una lista de las cosas que sí te gustan de esa persona. Agradece todos los días que estás vivo, agradece todas las cosas que tienes y dile a las personas que amas que las amas.
5.Santifica tus alrededores: Hazte consciente de tu relación con el medio ambiente. Se trata de desintoxicar tu energía ambiental para mantener la fluidez y apoyar tu visión. Pregúntate si te sientes en tu hogar cuando estás en casa, si quienes te rodean te cargan de energía o te la quitan y cuántas de tus acciones perjudican el planeta y tu salud. Reduce la basura y recicla, utiliza más el transporte público y apaga la luz, la televisión y el computador cuando no los uses. *PHD en filosofía y religiones mundiales, MBA de la Universidad de Harvard y especialista en yoga y nutrición.

opinion@vivirenelpoblado.com