¿Sabes cuántos planetas necesitas?

¿Sabes cuántos planetas necesitas?
El consumo responsable es un tema que genera muchas dudas y cuestiona a más de una persona sobre sus hábitos y forma de vida. Sin embargo, ¿cómo determinar que nuestro comportamiento afecta más de la cuenta al planeta? La respuesta, al medir nuestra huella ecológica.

La huella ecológica es un indicador ambiental que permite medir y evaluar el impacto sobre el planeta de nuestra forma de vida en relación a la capacidad que éste tiene para absorber residuos y generar los recursos necesarios para nuestra subsistencia. Por primera vez en Colombia, tenemos la posibilidad de saber el tamaño de nuestra huella con datos derivados del censo referentes a nuestro consumo.
Ingresando a www.soyecolombiano.com podemos medir nuestra huella ecológica y conocer la forma de tener un estilo de vida más sostenible y convertirnos en gestores del cambio a través de acciones cotidianas y muy sencillas.
Soy ECOlombiano es una campaña ambiental de carácter nacional que pretende involucrar a cada ciudadano para que sea responsable de su consumo y genere acciones a partir de las cuales empiece un cambio en pro de la sostenibilidad del planeta. Convierte en un ECOlombiano, ingresando a la página de internet y descubre muchos ECOtips que te enseñarán acciones simples que generan grandes cambios.

El medio ambiente recibe un nuevo aire en el Valle del Aburrá
Mucho se ha dicho con respecto de la contaminación pero existe la tendencia a creer que es muy fácil huir de ella. Sin embargo, la probabilidad de ser afectados por el solo hecho de respirar es más alta de lo que imaginamos.
Existen partículas contaminantes que son imperceptibles a simple vista y se encuentran en el aire. Las denominadas PM 10 y PM 2.5 pueden desencadenar algunas enfermedades de tipo respiratorio y cardiaco, según lo informado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.
Debido a sus condiciones topográficas, el Valle del Aburrá tiene una alta concentración de material contaminante en el aire, derivado principalmente del tráfico vehicular y seguido por las emisiones generadas por la industria, esto según el Plan de descontaminación del Valle del Aburrá, presentado por el Área Metropolitana.
Dicho plan busca motivar acciones concretas que involucren todos los sectores de la sociedad, plantea que los grandes cambios requieren de pequeñas acciones que al juntarse generaran los mejores resultados. La calidad del aire en el Valle del Aburrá es una responsabilidad compartida entre las autoridades y la sociedad civil dónde del compromiso depende el nuevo aire que tengamos. Si desea más información, ingrese a www.respiraprofundo.net

Ballenas en peligro: ¿Cuál es el riesgo de estos cetáceos?

Las poblaciones de ballenas han disminuido en cifras alarmantes en los últimos años debido a la presión de la caza y amenazas actuales como la pesca incidental, la colisión contra grandes buques y el cambio climático. Países como Japón justifican la caza con fines científicos, dando muerte a 10.000 ejemplares registrados.
En la pasada cumbre de la Comisión Ballenera Internacional, celebrada en Marruecos, se presentó un manifiesto donde los operadores de turismo expusieron su posición, al mostrar los beneficios económicos, sociales y ambientales que trae el avistamiento de cetáceos. En Colombia, lugares como Nuquí y Bahía Solano, sustentan su economía en la explotación turística derivada de esta práctica la cual representa la mayor parte de sus ingresos al año.
La recuperación de ballenas implica una serie de beneficios ambientales y económicos representados en turismo que alcanza la cifra de 300 millones de dólares para las comunidades locales de América del Sur, según un informe presentado por la organización internacional WWF.