Ayudar como un estilo de vida

Isabel Cristina Bouhot es el motor de la Fundación Compasión
Ana María y Camila, sus hijas, trabajan en la Fundación. Además, sus nietas de cuatro años ya la sienten como propia. Así se extiende su legado.

Isabel Cristina Bouhot es el motor de la Fundación Compasión, una iniciativa que apuesta por mejorar la calidad de vida en el campo.

Por: Juan Pablo Tettay De Fex /juan.tettay@vivirenelpoblado.com

Dice que su vocación de ayuda es algo que les debe a sus padres. Isabel Cristina Bouhot es el motor de la Fundación Compasión, una organización dedicada a mejorar la calidad de vida de los hogares campesinos. “Todo comenzó cuando Gabriel, mi esposo, compró un lote en Marinilla. Yo era muy citadina, pero le dije que por amor lo acompañaría cada mes a la finca”, dice.

Publicidad

Cuando llegó, empezó a conocer a sus vecinos y su estilo de vida: vivían en casas sin piso, sin agua, sin baño… Y ahí fue cuando empezó a pensar que tenía que trabajar por el país.
Una de sus grandes pasiones es la música y, de hecho, trabajaba como cantante en las eucaristías del canal Televid. Allí conoció el Evangelio de los Talentos y entendió que la música era el medio que podía usar para ayudar a las personas. De ese modo, empezó a cantar y “el que me contrataba me pagaba con donaciones”. Así, recibía todo lo que apareciera y lo llevaba a Marinilla. Pronto se dio cuenta de que había que hacer más. Con la ayuda de Juan Carlos Greiffestein, director de Televid, le dio vida a la Fundación Compasión hace ya un poco más de siete años.

El nombre de la fundación se explica en que la compasión es hacer propio el dolor del otro. Así ha logrado construir alrededor de 250 casas. Hoy cuenta con el apoyo de la empresa privada y del sector público representado en la Gobernación de Antioquia.

Territorios y transformaciones

Además de Marinilla, su labor ha llegado a otros municipios del Oriente como Granada, San Vicente y El Santuario y ha trascendido a otros departamentos, como Sucre, donde tienen presencia en San Marcos.

Uno de los logros que más destaca Isabel tiene que ver con que más allá de entregar una casa dotada, lo que la Fundación hace es cambiar vidas, es regalar sonrisas, confianza y seguridad. “Las personas sienten tranquilidad y así sabemos que estamos aportando a la paz de Colombia”.

El 16 de marzo tendrá lugar la Viviendatón, una iniciativa que se podrá ver por Televid, Teleantioquia, Telemedellín y Cosmovisión. En 2017 lograron recoger donaciones suficientes para 17 casas; en 2018, para 23; y en 2019 esperan llegar a las 25 viviendas. Además, tienen alcancías en todas las cajas de los supermercados La Vaquita y gracias a una campaña llamada Regala lo que no estás usando, recogen enseres necesarios para dotar las casas que construyen.

Publicidad