¿Qué se valoriza más?


Por: Juan Carlos Franco

¿Cuál apartamento cree usted que se valorizará más? ¿Uno situado a una cuadra del futuro parque de La Frontera, o uno que esté a una cuadra de Los Balsos?
Pistas: Al parque entrarán personas a caminar y pasear. El parque será destino. Será descanso. Será punto de encuentro entre ciudadanos. Irán familias enteras a relajarse.Y lo paga el Área Metropolitana, entidad que se ocupa del tema ambiental en todo el Valle del Aburrá.
¿Podríamos decir que todos los habitantes del Valle le estamos haciendo un pequeño regalo a estos afortunados vecinos, pues cuando vayan a vender recibirán un poco más por sus inmuebles? Probablemente.
Por Los Balsos, en cambio, circularán muchísimos más vehículos que hoy. Aumentarán el ruido, la contaminación y la congestión (recuerde que pasará de cuatro carriles a dos y luego a uno). Será mucho más difícil de cruzar para el peatón. Y su ampliación la van a pagar los vecinos. ¿Podríamos decir que estos no tan afortunados vecinos, que cuando quieran vender recibirán un poco menos, les están haciendo un regalo a todos los habitantes del Valle? Probablemente. Terminarán pagando por su propia desvalorización.
Cada vez más de nosotros nos convenceremos de que darle más espacio a los vehículos, en una zona ya saturada como El Poblado -si bien puede contribuir en el muy corto plazo a que el tráfico fluya un poco mejor- no aumenta el valor comercial de los inmuebles.
No hay que ser adivino para concluir que si cada año le entran a Medellín 50.000 vehículos nuevos, de los cuales al menos 20.000 van a moverse por El Poblado, en pocos años –o incluso antes de que estén terminadas- la mayoría de mejoras en infraestructura van a quedar ahogadas. Y ya tal vez no haya espacio para nuevas vías o más ampliaciones. Y ya se habrán cerrado todos los “broches”.
Y llegaremos tardíamente a aceptar que las propiedades residenciales, sobre todo en zonas saturadas, como El Poblado, se valorizan es en la medida en que su gente tenga espacios para caminar y permanecer al aire libre, para sentirse bien afuera. ¡Bienvenidos todos los parques, bienvenidas las zonas exclusivamente peatonales!
Y hablando de caminar, ¿por qué no revivir aquella idea de volver exclusivamente peatonal el Parque Lleras y sus alrededores? Se haría un gran estacionamiento subterráneo, en uno o dos niveles. Y en la superficie habría un gran espacio lleno de vitalidad. Donde hoy hay carros habría mesas y tal vez algunas fuentes o juegos, un poco al estilo del Parque de los Pies Descalzos. Que vayan los niños los fines de semana en el día, que vayan los mayores todos los días, que puedan estar ahí cómodamente los limitados físicos, que haya shows callejeros, que haya más y mejores restaurantes… Que sea un ambiente amigable en medio de una ciudad que se nos ha vuelto cada día más hostil.
Ese proyecto todavía tomará tiempo en concretarse. Por ahora, afortunadamente los candidatos a alcalde parecen haber incluido en sus programas de gobierno iniciativas concretas sobre otros parques en nuestra comuna. Una señal saludable de que la tendencia está cambiando, en buena parte gracias a la sensación de ahogo y saturación que nos invade. Y entre tanto, si realmente queremos reducir congestiones va a ser inevitable cobrarle a los vehículos, no a los inmuebles. ¡No se alarme, en poco tiempo estaremos hablando de peajes urbanos electrónicos!
franco.jc@vivirenelpoblado.com
opinion@vivirenelpoblado.com