¿Qué estamos haciendo por el manto verde de la urbe?

 
 
¿Qué estamos haciendo por el manto verde de la urbe?
 
   
 
El sistema de espacio público verde debe dar cuenta de un lugar saludable que incida en la calidad de vida de la población.
 
   
 
 
   
 
La tendencia a vivir en las ciudades se ha incrementado en los últimos 50 años y se espera que en los próximos 25, se incremente principalmente en los países en vías de desarrollo. De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), existen 400 ciudades con más de un millón de habitantes, ocupando el primer lugar la ciudad de Tokio con 28 millones.
Este comportamiento demográfico se ha evidenciado también en nuestro país. Por ejemplo, en Antioquia, la mayor parte de la población se ha concentrado en Medellín y el Valle de Aburrá. La ingeniera forestal Claudia Helena Hoyos Estrada, Profesional Universitaria de la Subdirección Ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, expresa que este crecimiento acelerado y no planificado ha traspasado sus límites ambientales.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las zonas verdes en las ciudades son imprescindibles para el bienestar físico y mental de la población, incluso pueden llegar a ser la aproximación más cercana de los ciudadanos con la naturaleza. En consecuencia, deben ser consideradas como un activo de las urbes.
Teniendo en cuenta lo anterior, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá formuló en 2006 el Plan Maestro de Espacios Públicos Verdes Urbanos de la Región Metropolitana, con el fin de mejorar la calidad ambiental regional mediante una serie de instrumentos que permitan la investigación, planificación y ejecución de las diferentes propuestas. A continuación se mencionan algunos de los resultados obtenidos de acuerdo con el documento entregado por la entidad:
El diagnóstico de la flora urbana en 9 municipios del Área Metropolitana registró un total de 368 especies vegetales, de las cuales el 30,7% son nativas, el 53,5% son introducidas y del 16% se desconoce su origen.
El sistema de espacio público verde debe dar cuenta de un lugar saludable que incida en la calidad de vida de la población. Por eso, estos espacios no pueden ser vedados a la ciudadanía de su uso y/o goce, así como el disfrute visual.
El Plan Maestro estructuró una red ecológica de 43 corredores ambientales para lograr la conectividad de muchas especies animales y vegetales, especialmente de la avifauna urbana.
El índice de espacio público verde por habitante es de 5.90 mt² por habitante para la región metropolitana y un índice promedio por municipio que oscila entre 3.3 y 16,06 mt² por habitante. Lo anterior indica la necesidad real de un incremento de las áreas verdes urbanas si se tiene en cuenta que la OMS recomienda que las ciudades proporcionen 9 mt² de espacio verde por habitante.
Las estrategias implementadas por el Plan Maestro están previstas entre 2007 y 2020 y deben estar coordinadas entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, los municipios asociados y la comunidad organizada, a fin de incrementar y mejorar las áreas verdes urbanas para el mejoramiento de la calidad ambiental regional, indica Claudia Helena Hoyos.
 
   
 
 
   
 
Programas para las vacaciones
Se acerca la mitad del año y el tiempo del descanso escolar. La Tierra quiere recomendar tres lugares que se pueden visitar en el área urbana de Medellín, en una aventura de diversión y conocimiento. Estamos hablando del Planetario “Jesús Emilio Ramírez”, el Jardín Botánico “Joaquín Antonio Uribe” y el Zoológico “Santafé”. Hablemos un poco de cada uno de ellos:
El mundo del cosmos: Hace 22 años, el 10 de octubre de 1984, se inauguraba cerca del Jardín Botánico uno de los más modernos planetarios de América Latina, una verdadera joya de la tecnología, como un magnífico instrumento para hacer realidad un camino a las estrellas, es decir, hacia la luz de un conocimiento verdadero, hacia el sentido de lo bello y lo maravilloso. Invitamos a conocer las maravillas del cosmos y aprender a disfrutar de una noche estrellada en el Planetario “Jesús Emilio Ramírez”.
Un bosque en la ciudad: Por muchos años existió en Medellín un lugar de recreación, conocido como El Bosque. El lago con sus barquitas, la abundante vegetación y algunos juegos mecánicos constituían el mayor atractivo. Hoy después de un proceso de renovación que finalizó en el año 2007, se ha convertido en el Jardín Botánico “Joaquín Antonio Uribe”, pulmón verde de la ciudad y un nuevo lugar para la contemplación de la naturaleza, y el sano esparcimiento.
Animales que enseñan: Visitar el mundo de los animales que son habitantes de un zoológico, debe significar llegar a un mundo donde cada ser que ha perdido su libertad se encuentra en un hábitat donde es tratado con respeto, admiración y cariño. En los zoológicos de Medellín y Cali se ha creado con el patrocinio de la Compañía Nacional de Chocolates y la participación en el diseño de la Agenda del Mar, un lugar que permite a niños y adultos una aventura educativa donde se adquieren conocimientos que despiertan nuestro interés.
 
   
 
 
   
 
¿Alguna vez pensó en salvar un tiburón?
Aunque suene paradójico muchos ya lo están haciendo. Con su firma o por la compra de camisetas y calcomanías usted puede salvarle la vida a un tiburón. Cada año estos extraordinarios animales enfrentan problemas ambientales y otros causados por la actividad humana como la pesca ilegal e incidental, la sobrepesca y el turismo irresponsable.
Súmese a la campaña “Mar, que no te corten las alas” inscribiéndose en www.yosalveuntiburon.com o comunicándose a la Agenda del Mar a través del (4) 311 1822 ó comunicaciones@agendadelmar.com Atrévase a decir “Yo salvé un tiburón”.