¡Qué bien!

¡Qué bien!
Por fin taparon el hueco que había al bajar por la calle 10 A, pocos metros antes de llegar a la Avenida Las Vegas, frente a Monterrey. “Era un peligro. Cada día le brotaba más agua; eran muchos los carros que pasaban por encima sin alcanzar a esquivarlo, y se daban durísimo, acabando con rines y amortiguadores. ¡Buena por el Municipio que no esperó más tiempo!”, expresa Silvia Mora.