¿Prescriben las fotomultas después de tres años?

Inquietud ciudadana
¿Prescriben las fotomultas después de tres años?
Aunque es posible, es improbable que ocurra

No son pocas las ocasiones en las que se oye decir que las infracciones de tránsito prescriben después de tres años, rumor que ha hecho carrera en redes sociales.

Al revisar la documentación, se puede notar que es perfectamente posible, aunque en este momento es difícil que ocurra. La explicación la da el mismo secretario de Movilidad de Medellín, Ómar Hoyos, quien muestra que, aunque no es imposible, actualmente existen mecanismos que evitan que esta situación se dé. “La única manera de que pueda presentarse una prescripción, incluidos los comparendos por fotodetecciones, es que hayan pasado tres años (luego de la infracción) sin que nosotros hayamos iniciado el proceso de cobro. En este momento tenemos un equipo de abogados y técnicos, que garantizan que esto no pase”, es la advertencia de Hoyos.

Uno de las herramientas que ha ayudado para que no se presenten estas prescripciones es el Runt (Registro Único Nacional de Tránsito). El cruce de información que permite este documento también ayuda en la identificación de los titulares de los vehículos para eventuales cobros jurídicos. El proceso en estas instancias puede durar todo lo que sea necesario sin que se presente una prescripción.

Por otro lado, hay otro concepto que es mencionado por los infractores que quieren evadir estos cobros ayudados por el paso del tiempo. Se trata de las caducidades. Ante esta posibilidad, el secretario Hoyos explica: “Si después de sucedido el hecho (un accidente en la vía o una infracción) no se vincula a la persona al proceso pasados seis meses, la norma dice que puede haber caducidad. Pero hay que aclarar que gracias al equipo que tenemos, no hemos tenido ni caducidades ni prescripciones”.

La tecnología también le ha ayudado a las autoridades de Tránsito a hacer mucho más efectiva la labor. Según las cuentas del Municipio, el número de infracciones se ha duplicado. Es decir, la capacidad de hacer un comparendo a un infractor.
Solo las 42 cámaras de fotodetecciones (conocidas como fotomultas) han permitido elaborar un promedio de 1.100 comparendos diarios, 33 mil mensuales y 748.472 en total, desde abril de 2011 hasta el 31 de enero de 2013.

Así que si alguien siente que puede esperar tres años para ver si prescribe su infracción, deberá pensarlo dos veces y más bien portarse mejor al volante. Si considera que el parte no es justo o está errado, tiene la posibilidad de pedir un análisis.