Un emprendimiento que creó un vehículo de inversión para emprendedores

El emprendedor Andrés Vejarano Invictum Capital
Vejarano Calderón es de los miembros de más recorrido en la Andi del Futuro y al mismo tiempo el más joven de la agremiación.

Recorrido de Vivir en El Poblado por el mundo startup. Una página para inspirarse y para conectarse. Disruptivos con cuento. Y con caja. Hoy: Invictum Capital.

Para que Invictum Capital le dé el sí como socio, tiene que pasar por un filtro estrecho. Como vehículo de inversión creado por emprendedores y para emprendedores, agrega capital inteligente, pero a cambio pide alto impacto, proyección de expansión y también innovación.

Al comando está Andrés Vejarano Calderón . Tiene 27 años, es el miembro más joven de la Andi del Futuro, aunque tiene carrera larga: nueve años en el gremio. Primero creó una inmobiliaria, luego trabajó en el Ministerio de Justicia hasta que dio el paso en la constitución de la firma Vejarano Calderón. Son consultores legales y una de las líneas de acción es la firma Invictum Capital.

Publicidad

Invierten al capital como socios. O manejan los denominados safe (acuerdos simples para capital futuro). “Si las empresas crecen, Invictum también gana”, señala Vejarano.
Al aspirante le exigen que esté en su etapa temprana de su desarrollo empresarial. Que demuestre que el mercado ya adoptó su producto. Que tenga visión global. “El análisis que realiza un comité de inversión no es fácil”, advierte, a la par que destaca la explosión de startups que toca a sus puertas: “desde marzo llevo unos 50 procesos de emprendimientos interesados en que invirtamos en ellos”.

Socios en crecimiento

Invictum tiene inversiones en la aplicación móvil de pagos electrónicos Tpaga; en Superfuds, de venta de alimentos saludables; en Escala Educación, que promueve el acceso a la educación superior por medio de un ahorro programado, y en el ecommerce Ofi, de provisión de soluciones de tecnología para empresas.

¿Cómo describe la escena del emprendimiento en Colombia?, le pregunto a Vejarano: “la política pública está enfocada en el apoyo de la creación de negocios. El nuevo reto es el crecimiento y la consolidación de los negocios ya creados porque les está tocando buscar capital en el exterior”, responde. ¿Y cuáles son los efectos?, continúo. “Que empresas colombianas empiezan a migrar porque los inversionistas extranjeros les exigen crear las empresas en sus países, no aquí”, añade.

Un reto país

Que las empresas no se vayan, que resulten inversionistas para el crecimiento acelerado (“en Colombia está el capital, pero no hay socialización suficiente sobre inversión en emprendimiento”) y que los emprendedores que ya estén rodando se crean el cuento, son parte de los “retos país”, que identifica Vejarano.

Ahora, ¿todos podemos ser emprendedores? “No es para todo el mundo”, interpreta. “Hay que ser resiliente y adverso al riesgo, hay que tener capacidad comercial y entender la economía, la política nacional. Un emprendedor debe tener claro qué está dispuesto a vivir”, cierra.

 

¿Qué hacen mejor  que los demás?

Tenemos una visión completa, entendemos el manejo de las relaciones empresariales, expresamos experiencia como empresarios, inversionistas y abogados.

¿Dónde proyectan su futuro?

Se viene la estructuración de distintos proyectos. Vemos que hay una necesidad de invertir en el crecimiento de las empresas con capital colombiano.
Es una necesidad país.

¿Cuál es el cliente ideal?

El que se deja hablar, el que esté abierto al crecimiento, de la mano de Invictum. Una empresa que permita generar cambios en su modelo de manera fácil.

 

Por: Juan Felipe Quintero Arango /  juan.quintero@vivirenelpoblado.com 

 

 

Publicidad