Inexmoda diseña proyecto de compensación ambiental

Carlos Eduardo Botero

El cierre de Colombiamoda dejó un derrame económico estimado en más de 23.000 millones de pesos y oportunidades de negocios por 340 millones de dólares. También dejó una marca en un sector de ciudadanos: la poda de un árbol para la instalación de una carpa de la feria más el uso del espacio público. 

Carlos Eduardo Botero, presidente ejecutivo de Inexmoda, ofreció las razones que generaron la intervención y anunció un plan de compensación general. 

¿Por qué se dio la poda y el cierre de una vía pública?
“Por la relevancia que tiene la feria en América Latina, hemos tenido que crecer alrededor de los espacios de Plaza Mayor. En este año lo hicimos, con las autorizaciones de la Alcaldía y el Área Metropolitana, para acomodar el servicio del registro de ingreso a la feria y una carpa para potenciar la categoría infantil. La Alcaldía otorga el permiso y hace visitas de supervisión de cumplimiento”.

Esa carpa generó la poda
“Cuando montamos la carpa tuvimos, con todas las autorizaciones, la poda de unas ramas. Trabajamos con firmas especializadas, Inexmoda no cogió los árboles a machetazos”.

¿Era el único lugar posible?
“Le dimos muchas vueltas a ese tema. En la otra plazoleta estaban los Gigantes de Flores, el espacio disponible para la categoría infantil era ese. Tenemos que atender a nuestros expositores”.

¿Habrá alguna reposición?
“Con la preocupación que tenemos por el medio ambiente, este año en alianza con el Bureau, la Alcaldía y Contreebute, medimos el impacto ambiental. Estamos buscando la manera de compensar el impacto ambiental de toda la feria, incluyendo el transporte aéreo, para que nuestras ferias tengan carbono neutro”.