Inconformidad por roedores y basuras

Inconformidad por roedores y basuras
Las ratas y los desechos preocupan a los vecinos de La Presidenta, el Parque Lleras, Provenza y La Divina Eucaristía


Basuras en las zonas verdes de la quebrada, una caja de cartón con cáscaras que suele dejar un señor que vende frutas sobre la Avenida El Poblado, el mantenimiento de la carpa y los juegos infantiles, fueron los primeros puntos críticos señalados por Amparo Gaviria, presidenta de la JAC de Poblado Centro, ante algunos funcionarios de la administración municipal. 
El recorrido lo determinó el cauce de la quebrada La Presidenta y sobre este hicieron seguimiento Sandra Lucía Serna, administradora de EEVV para la zona de El Poblado; Juan Guillermo Cardona, supervisor de barrido, y Andrés Felipe Ramírez, coordinador de los guías ambientales de la Secretaría de Medio Ambiente, acompañado por su equipo. La espuma de jabón, que no logra aromatizar el hedor del agua, los detuvo en el segundo puente del Parque Lineal La Presidenta. Allí observaron las evidencias de esta deplorable contaminación que corre quebrada abajo. Un flujo que continúa ante la vigilancia y se diluye en el silencio que produce la falta de una pronta solución.
Provenza y La Divina Eucaristía son los sectores en donde más proliferan las ratas, pero estas pueden salir de alguna alcantarilla del Parque Lleras o cenar desperdicios en los parques y puentes. Es la queja recurrente de los vecinos. Las ven caminar gordas y lentas por la calle 14 B y la carrera 35, y por cualquier sitio en donde antes algunos comerciantes y residentes abandonaron basuras.
Bares y restaurantes del Parque Lleras optaron por poner rejillas que obstaculizaran el paso de las glotonas, pero son robadas, según denuncian los comerciantes. Los desperdicios orgánicos, que son sacados a destiempo y permanecen durante horas sin ser recogidos, se convierten en el principal asidero de estos roedores, que cada vez más indisponen a los habitantes, bien sea por la repulsión que causan o por el problema de salud pública en el que se convierten.
En medio del recorrido, plantas dobladas por pisotadas, fragmentos de tierra removidos, collage de vidrios sobre la hierba, un espejo atado a una rama y una camisa recibiendo sol a la orilla de la quebrada, revelan una presencia clandestina. La frondosidad del trayecto por el Parque Lineal hacia la cancha del barrio Provenza camufla dichos asentamientos. Amparo Gaviria afirma que son tramos abandonados, a la vez que se queja de los muebles improvisados con troncos de árboles, ubicados al frente de los bares de ese sitio, pues asegura que “es un espacio público que no puede ser utilizado”.
En el camino aparecieron otras inconformidades como el mantenimiento del paisajismo y de las cercas de madera que rodean la quebrada en inmediaciones a la iglesia La Divina Eucaristía. “Que quede claro que estamos pidiendo una intervención de obras públicas en este sector”, advirtió Amparo en representación de la comunidad.

Búsqueda de alternativas
Así como se acumulan montoncitos de bolsas de basura, cajas de cartón y escombros en los andenes, se suman al listado las solicitudes en pro de un impecable espacio público, las cuales buscan ser resueltas por medio de un trabajo de la comunidad con las diferentes dependencias de la Alcaldía dispuestas para cada situación.
Ante este panorama, Sandra Lucía Serna, de las Empresas Varias de Medellín, afirma: “El proceso debe empezar con cultura ciudadana, pues si la comunidad no se compromete con el buen manejo de los residuos, a Empresas Varias no le queda más que seguir recogiendo”.
Varias fueron las estrategias que se contemplaron en el encuentro, entre ellas sanciones más severas a los establecimientos que incumplan la normativa referente al desecho y la acumulación de basuras; la inclusión de nuevas rutas de recolección que se ajusten a los horarios en que bares y restaurantes terminan su labor; la instalación de rejillas de propileno para las alcantarillas, y campañas educativas y de sensibilización puerta a puerta para el manejo de residuos y horarios.
Se espera que las quejas y medidas se consoliden. La JAC de Poblado Centro se comprometió a establecer una propuesta clara entre vecinos y comerciantes para presentarla a la Alcaldía, mientras que el coordinador de los guías ambientales, Andrés Ramírez, tomó nota de las solicitudes que la secretaría de Medio Ambiente puede atender. Las demás se darán a conocer a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Obras Públicas.