Imaginario de El Poblado

Adaptado para Internet de la edición impresa (Edición 295)

Esto es lo que quisieran en la Alcaldía que fuera nuestra comuna. Es literal:

El Poblado, territorio urbano de baja densidad y alto valor ambiental para la ciudad, integrado a su entorno y al río, que:

  • Valora y evidencia los elementos naturales -río, quebradas y laderas de la zona rural, incorporándolos efectivamente al sistema de espacio públicos para preservar y potenciar su generosa provisión de espacios libres, su calidad paisajística y su aporte al equilibrio ambiental de su propio territorio y de la ciudad.
  • Mantiene una ocupación equilibrada del territorio, garantizando el equilibrio entre la capacidad efectiva de soporte y la densidad, y asegurado la cohabitación armoniosa de los distintos usos.
  • Cumple las funciones de subcentro financiero, comercial y de servicios de ciudad, en forma compatible con su calidad residencial, sumando a la tranquilidad que se deriva de su baja densidad, servicios de proximidad a la vivienda.
  • Dispone de una trama urbana cohesionada, conectada y configurada por nodos y corredores. Que brindan al peatón espacios confortables, seguros y animados por actividades diversas que se proyectan al espacio público desde los primeros pisos de las edificaciones vecinas.
  • Privilegia el transporte público mientras ordena y restringe el transporte privado, garantizando la calidad ambiental del espacio público y las posibilidades de apropiación del mismo por parte del ciudadano.
  • Valora y promueve la heterogeneidad de su población, propiciando la integración social y protegiendo a los grupos más vulnerables de la expulsión desordenada, provocada por el crecimiento urbano y la especulación del suelo.

Construir este imaginario requiere: voluntad y compromiso de las sucesivas administraciones, reglas de juego claras y cultura ciudadana.