¿Es confiable el medidor de velocidad de su carro?

¿Es confiable el medidor de velocidad de su carro?
Las multas interpuestas por el Tránsito con las cámaras inteligentes siguen generando polémica y todo tipo de reacciones. Calibración de los velocímetros y exactitud de las cámaras son algunas dudas

Hoy se habla de fotomultas en almuerzos, oficinas, taxis y reuniones familiares. Desde que la Alcaldía de Medellín instaló las cámaras que detectan ciertas infracciones de tránsito, no se han dejado de escuchar voces de protesta y de apoyo.
Por comentarios de la ciudadanía que conduce por la Avenida Regional y para mejorar la movilidad de la misma, el Alcalde de Medellín, Alonso Salazar, decretó que desde el pasado 1 de septiembre, la calzada aledaña al Río Medellín tenga como límite de velocidad 80 km/h en todos sus carriles. También se estableció que en la Vía Distribuidora la velocidad máxima sea de 60 km/h, y en la de servicio, 40 km/h. Los vehículos de servicio público, de carga y de transporte escolar, no podrán superar bajo ningún caso los 60 km/h.
La correcta medición de los sensores de las cámaras ha sido cuestionada, aunque el Secretario de Transportes y Tránsito, Rafael Nanclares, ha garantizado la calibración y la exactitud de los dispositivos. También afirmó que si en una vía el límite es de 60 km/h, no significa que se ponga multa a los autos que pasen a 62 ó 63.
Si el ciudadano no está de acuerdo con una fotomulta, puede apelar, solicitar audiencia o explicar su caso ante el inspector de fotomultas.

No tocan los velocímetros
Otra duda que pueden tener los conductores en Medellín, es si sus vehículos tienen el velocímetro bien calibrado, si es posible que marque mal la velocidad o si es necesario que reciba mantenimiento. Dos concesionarios consultados por Vivir en El Poblado, confirmaron que ese dispositivo no se interviene porque la fábrica no lo permite.
“A los velocímetros no se les puede hacer nada, ni siquiera hay gente capacitada para abrirlos y hacerles algo. Cuando este medidor se queda pegado o falla simplemente se cambia por completo, pero no es cierto que se le haga algún mantenimiento. Si el tacómetro comienza a marcar mal, en el tablero del carro se enciende un bombillo y la persona ya sabrá que debe traerlo”, dijo Martín Ciro, coordinador de mecánica especializada de Andar.
Esteban Martínez, jefe de taller de Mirafiori Autos, de Fiat, explicó que “en nuestra compañía los nuevos carros tienen sensores digitales que emiten una señal hacia la unidad de control, para indicar a qué velocidad va el conductor con un aviso sonoro. Se puede programar cada 5 kilómetros por hora, entonces si el límite es 60 por ejemplo, lo pone en 55 para que el conductor esté alerta”. También indicó que si los velocímetros son manipulados se pierde la garantía, y que los vehículos son tan estudiados que es muy difícil que presenten ese tipo de fallas.
Otro aspecto para tener en cuenta es que en los carros nuevos no se siente el incremento de la velocidad, por lo que cada conductor debe autocontrolarse y ser consciente de la velocidad permitida según el caso. También puede influir el cambio de llantas y no usar las originales del carro. Si se cambian por ruedas con un diámetro más grande, el sensor tardará más tiempo en tomar la velocidad y el resultado mostrado en el velocímetro puede ser engañoso.