¿Cómo está la seguridad?

¿Cómo está la seguridad?
El teniente coronel Fabio Rojas, comandante de la Estación de Policía de El Poblado, habló sobre los últimos acontecimientos, resultados, Rumba Segura, parques y sugerencias al Alcalde entrante

119 días duró El Poblado sin homicidios. La buena racha se cortó hace una semana con el asesinato de la señora María Elena Gómez. El hecho sucedió en la carrera 34 con la calle 3Sur y como en la mayoría de estos casos, los delincuentes siguieron en moto a la víctima que se movilizaba en un vehículo, el cual fue detenido y violentado a pesar de la edad e indefensión de la señora. “Todas las vidas son valiosas pero este hecho me dejó un sinsabor, el sicario huyó aunque tenemos los planes de cierre. Invito a la ciudadanía a denunciar oportunamente, que el último que se entere no sea el policía”, dijo el teniente coronel Rojas.
Detenciones por porte ilegal de armas y capturas por hurtos gracias a llamadas a los teléfonos de los cuadrantes, son algunos de los recientes resultados que el comandante destaca. Sobre otras situaciones, Rojas respondió:

¿Cómo controlar los robos en los buses?
Primero que la persona no salga desprovista de medidas de seguridad, no en el extremo de paranoia pero ser consciente que va en servicio público, cuidar el bolso, la cartera y no llevar joyas o relojes de lujo porque eso facilita al delincuente que siempre está mirando. Para contrarrestar hemos hecho puestos de control con presencia de policía al ingreso de la comuna, especialmente por Barrio Antioquia. Hemos encontrado casos de personas que traen marihuana en los buses para ingresarla a la comuna. En cuanto a atracos a un bus completo, aunque no nos ha pasado, yo recomendaría proteger la vida, entregar dinero, porque tendremos después la oportunidad de denunciar, algo posterior, pero cuidar la vida es lo fundamental.
Con el Plan Guitarra hay puestos de control, paramos buses, subimos y hacemos requisas rápidas. Lo hemos hecho pero en otras comunas debe ser una estrategia permanente.
¿Qué han hecho para mejorar la seguridad en el Parque La Presidenta y Ciudad del Río?
En La Presidenta tenemos un padrino para la protección de la virgen, una patrullera y dos auxiliares bachilleres que hacen recorridos constantes. Allí encontrábamos más que todo habitantes en condición de calle que con armas blancas robaban. Queremos que no nos dañen la imagen y la vigilancia es durante todo el día y la noche. En Ciudad del Río hay avances satisfactorios, gracias a la información oportuna de la comunidad, hemos realizado operativos constantes, sobre todo los fines de semana para erradicar al vicioso y al que va a tomar trago, mas no al que va a montar patineta o bicicleta, es un espacio bonito para eso. Con vigilancia oculta que instalamos logramos capturar a un vendedor de estupefacientes.

¿Hasta cuándo el problema del ruido en la Zona Rosa?
Falta autorregulación del comerciante, normalmente el dueño no está en el negocio, están los administradores y los empleados que deberían ser conscientes de la responsabilidad social que tienen por tratarse de un lugar abierto al público. Muchos se están controlando, pero si no cierran a la hora que es, ahí sí intervenimos y aplicamos el Código Nacional de Policía y cerramos establecimientos hasta por siete días. Si un establecimiento no cumple con lo establecido en el programa Rumba Segura, en cuanto a horarios, tolerancia a riñas y ventas de droga, procedemos.

¿Qué le pediría al próximo alcalde, Aníbal Gaviria?
Me parecen importantes tres aspectos. Primero, que se una a nosotros en la iniciativa que tenemos de cambiar esta estación de policía, son edificaciones muy antiguas que no prestan condiciones de seguridad ni de infraestructura. Me gustaría que el policía saliera en mejores condiciones, viviera más cómodo, tuviéramos un sitio más agradable para trabajar y de esa manera reflejar eso ante la comunidad. La policía ya tiene un presupuesto para la inversión, estamos esperando un edificio aquí mismo con salida a la Avenida El Poblado.
Otro es que Rumba Segura se siga trabajando en la conciencia de los comerciantes para la autorregulación, porque la policía no debe trascender a controlar cosas internas de sus establecimientos, sino que con corresponsabilidad social el propietario debe cumplir sin exceder el ruido ni el horario de funcionamiento.
La tercera es buscar estrategias en esta comuna para blindarla contra la presencia de delincuentes de otras comunas, de donde vienen a cometer los atracos. Sería bueno reglamentar y limitar el parrillero los fines de semana y en fechas especiales, eso ayudaría mucho porque sin dudas la mayoría de atracos los comete éste.