Humboldt y Steiner

Jorge Vega Bravo / Vida plena
Por Jorge Vega Bravo / Vida plena / opinion@vivirenelpoblado.com

Humboldt se reúne con frecuencia en Berlín con Goethe y con Schiller y aprende del primero el método de observación de la naturaleza, que implica una actitud “indiferente y casi divina”.

La gran influencia que tuvieron Goethe y Schiller sobre pensadores y artistas es palpable en la obra de Alexander von Humboldt (1769-1859), de quien estamos celebrando los 250 años del nacimiento, y en la obra de Rudolf Steiner (1861-1925), el fundador de la cosmovisión antroposófica.

Humboldt se reúne con frecuencia en Berlín con Goethe y con Schiller y aprende del primero el método de observación de la naturaleza, que implica una actitud “indiferente y casi divina”. Se trata de que los objetos y la naturaleza nos revelen su sabiduría y su belleza más allá de los prejuicios que tenemos los humanos al acercarnos a ella.

Publicidad

La gran obra de Humboldt, Cosmos (cinco volúmenes), es el resultado de una vida de observación e investigación: “Penetrando en los misterios de la naturaleza, descubriendo sus secretos y dominando, por el trabajo del pensamiento, los materiales recogidos, por medio de la observación, es como el ser humano puede mostrarse digno de su alto destino”: Humboldt.

En 1888 como resultado de su trabajo para la edición de las obras de Goethe, R. Steiner fue invitado a trabajar como editor en los archivos del escritor en Weimar.

Además de introducir y comentar los cuatro volúmenes de escritos científicos de Goethe, hasta entonces ignorados, Steiner escribió dos libros sobre este: Teoría del conocimiento basada en la concepción del mundo de Goethe (1886) y Goethe y su visión del mundo (1897).

Humboldt y Steiner se mueven entre la búsqueda de la verdad, la admiración por la belleza y la unidad de la naturaleza y un pensamiento claro. “El espectáculo de la naturaleza quedaría incompleto, si no considerásemos de qué manera se refleja en el pensamiento y la imaginación, predispuesta a impresiones poéticas”: Humboldt, 1875.

Los trabajos de Steiner y de Humboldt se mueven entre ciencia y arte, evitando la dolorosa escisión que vendrá después y que separó filosofía, ciencia y arte y fragmentó la mirada sobre el ser humano, la naturaleza y el cosmos. “Solo por la Aurora de lo hermoso entrarás en el reino del conocimiento”, afirmó Schiller.

Humboldt se acerca a la naturaleza con mirada de científico y de artista. Es bien conocida su Naturgemälde o imágenes de la naturaleza, donde hace una descripción de la geografía de las plantas. Beatriz González, la ilustre pintora colombiana, nos cuenta sobre la escuela de paisajismo que recibe la influencia directa del viaje de Humboldt a América.

Steiner fue escultor, arquitecto, creó un arte del movimiento –Euritmia- y modificó la visión de la época sobre la arteterapia, fundando el arte de la palabra y una terapia artística y musicoterapia, basadas en su cosmovisión. “El arte es la manifestación de lo espiritual encarnado en el mundo”: Steiner.

Publicidad