Honor y gloria

Ser pionero significa arriesgarse, es sinónimo de creatividad y evidencia la claridad de la mente. Eso es lo que reconocieron desde el Congreso de la República al exaltar el liderazgo de Sandiego, como primer centro comercial que se construyó en Colombia. Pero eso lo han reconocido desde el principio los comerciantes, los empleados y, con certeza, los clientes que han visto como este referente urbano ha mantenido su tradición de calidad e innovación. En Sandiego están de fiesta y no es para menos. Pero lo realmente bonito es que ofrecen este homenaje a toda la ciudad pues bien lo saben que, aunque visionarios, sin el apoyo irrestricto de sus visitantes, la tarea no se haría posible. De allí que insistan en que la condecoración es para todos.