Homenajes

Felicitaciones a don Jorge Molina Moreno por la Cruz de Boyacá
En ceremonia realizada en Plaza Mayor el propio Presidente de la República hizo los honores con uno de los empresarios que más le ha aportado al desarrollo del país.

Quizá el hombre más condecorado en Antioquia y uno de los empresarios más queridos en el país, recibió de nueva cuenta una distinción, esta vez de parte del Presidente de la República Álvaro Uribe Vélez. La Cruz de Boyacá es ese digno reconocimiento recibido por Jorge Molina Moreno, quien durante 20 años estuvo al frente de Suramericana de Seguros y es unos de los empresarios más queridos en el país. Aparte de haber sido el mejor y único Alcalde Verde que ha tenido Medellín, simbólico además por la tarea que pudo realizar; haber tenido bajo su égida nada menos que el insigne Tigre de Suramericana y brindado un apoyo decidido para la creación del sindicato de la empresa, son muchas más las razones por las cuales el empresariado de esta región felicita a Jorge Molina Moreno. No pudo escapar el señor Molina a ese sentimiento honroso que significa haber recibido cuanta condecoración es posible recibir en Medellín, en medio de su merecido descanso y en el que ha aprovechado, según lo expresado por su hijos, para recordar sus épocas de pesca, o esas reuniones en las que oficiaba como el más avezado de los chefs. Cómo olvidar su pasión por el golf. El desarrollo del país, en manos del Presidente de la República, hizo sentir este homenaje a este estandarte de nuestra sociedad.

Condecoración a don Darío Múnera

En el evento realizado en Plaza Mayor el presidente impuso también con la Cruz de Boyacá al también empresario antioqueño Darío Múnera Arango, abanderado de Coltabaco y quien desempeñó importantes cargos en el Departamento, impulsor de la Andi desde sus inicios y presidente de la Promotora de Hoteles, entre otros importantes cargos.

Homenaje al cardiólogo Humberto Martínez

El Concejo honró con la Orden Juan del Corral en emotiva ceremonia al cardiólogo Humberto Martínez Vásquez reseñado como un comprometido con los miles de pacientes que han podido beneficiarse de su experiencia. Es Cardiólogo e internista de la Universidad de Philadelphia, y también ha sido profesor de la Universidad de Antioquia al igual que fundador de la primera unidad de Cuidado Intensivo de la ciudad.

Aplausos interminables
para el humanista de la medicina

Aplausos interminables para el humanista de la medicina
Un aplauso que parecía interminable en el recinto del Concejo de Medellín fue la ratificación de la importancia que tiene para la ciencia antioqueña y para la medicina, el trabajo del doctor Jaime Borrero Ramírez, de quien se dice fue el más osado para incursionar en los avances científicos del país. Al menos así reza en el prólogo de su máximo tratado: “Medicina y Humanismo, una visión de la medicina antioqueña en el siglo 20”.
Como pionero de los riñones artificiales, este nefrólogo supo hacer parte de la vanguardia de los avances que Colombia tenía para mostrar al mundo en términos de medicina, entre los que se destacan el primer trasplante intrafamiliar de riñón en Colombia y otros adelantos que hoy han llegado a niveles insospechados de valía y reconocimiento.
Por eso ese aplauso interminable y de pie, así como la Orden Juan del Corral Categoría Oro, reconocimientos que son lo menos que podía hacer esta sociedad para el ilustre profesor de la Universidad de Antioquia.
En sus palabras fue breve aquel día: “es un gratificante reconocimiento en el otoño de mi vida… debemos seguir adelante con nuestra vocación humanista y científica… la labor más importante de un médico antes que curar o aliviar está en consolar”.