Hidroituango y los otros retos de EPM

Hidroituango
Alerta en municipios aguas abajo de Hidroituango no cambia

A la contingencia en el proyecto Hidroituango se suman para EPM roces con el gobernador de Antioquia y críticas por el manejo de algunas inversiones en años anteriores. ¿Cuáles son las implicaciones?

Por Daniel Palacio Tamayo / daniel.palacio@vivirenelpoblado.com 

Hidroituango no ha sido la única crisis que EPM ha sufrido recientemente. La opinión pública olvidó lo ocurrido en Guatapé en 2016 -un incendio quemó los cables generadores y dejó fuera de servicio la central-, lo cual, además de obligar a EPM a desplegar una gigantesca operación logística, tuvo en vilo al país por un posible apagón, pues por esos días el fenómeno de El Niño acosaba en pleno. Ahora EPM necesita de 7 billones de pesos para recuperar Hidroituango, hasta tener la central generando en 2021. Para eso, pretende desinvertir acciones en ISA y vender Aguas de Antofagasta y el Parque Los Cururos, en Chile.

Publicidad

Expertos advierten sobre el calado de las decisiones que se avecinan en la entidad y las reflexiones a realizar a partir de estos días de crisis en la empresa considerada joya de la corona. Para exfuncionarios de EPM como David Suárez y Francisco Valderrama, Hidroituango fue el detonante de la crisis de la empresa, pero “no la única causa”. Suárez, por ejemplo, cree que “el desaforado intento de invertir en el extranjero se pasó de límite”. Valderrama, por su parte, señala que “se ha deteriorado la cultura organizacional y se ha perdido rigor en algunos procesos”.

Uno de los temas más polémicos alrededor de la atención de la crisis tiene que ver con el porcentaje de las utilidades que Empresas Públicas de Medellín le transfiere a la Alcaldía. Han sido cercanas al 30%, pero en las últimas administraciones –incluyendo la actual— ese porcentaje se elevó hasta 55%. “Es como si EPM existiera para hacer bueno al alcalde de turno y mantenerlo con altos índices de popularidad, pero parece que la legitimidad ganada por el mandatario de turno la pierde la organización”, señala Valderrama.

Tiempo de discusiones sensatas

Juan Camilo Quintero, presidente de la Andi Antioquia, considera que la austeridad en todas las dependencias locales tiene que empezar de inmediato: “si nos amarramos los pantalones, que lo hagamos todos”, anotó, pues, de acuerdo con el plan de recortes en las transferencias, este solo iniciará desde 2020, es decir, desde la administración que suceda en el cargo a Federico Gutiérrez. El presidente de la Andi Antioquia cree que en la eventual reducción de las transferencias también se puede alcanzar liquidez en el corto plazo.
Empresarios dieron un espaldarazo al plan de desinversión de EPM y llamaron a aprovechar la crisis como oportunidad para recomponer el portafolio de la compañía. “Hoy es clave sacar la liquidez suficiente”, asegura José Fernando Villegas, de la Cámara Colombiana de la Infraestructura.

Para David Suárez, lo ideal es esperar a que se conozca el estado del cuarto de máquinas, que permanece inundado y del que depende la viabilidad del proyecto, además de conocer el estudio realizado por una firma chilena sobre la causa de la contingencia. Valderrama considera que es evidente la necesidad de vender activos, pero señala que salir de ISA puede “fortalecer a los competidores en su mercado natural”.

Un alto directivo del sector eléctrico consultado por Vivir en El Poblado, quien solicitó mantener su nombre en reserva, asegura que para la empresa de servicios públicos no hay ninguna implicación en que se venda su participación en ISA y cree, por el contrario, que se facilitará la gestión.

EPM dependencia a evaluación

El secretario de Hacienda de Medellín, Orlando Uribe, aseguró que “como municipio dependemos casi en un 20% de EPM”. Para el funcionario, la enajenación de activos de EPM evita que se dejen de transferir recursos al Municipio, pues ese dinero de libre destinación se enfoca en los programas de inversión social.

En materia de disponibilidad de recursos públicos, Medellín Cómo Vamos mantiene su recomendación de fortalecer el recaudo del predial y de Industria y Comercio. Este último aumentó en el periodo 2016-2017, aunque sigue estando por debajo en comparación con Bogotá.

Dentro de las propuestas que surgen de los exfuncionarios se encuentra que no solo se aproveche la crisis para pensar en términos de portafolio empresarial, sino en blindar la cultura organizacional de manoseos políticos o intereses particulares, como se ha caracterizado.

Adicionalmente, uno de los grandes problemas fue el relevo generacional, “no podemos desperdiciar esas mentes con plena vitalidad y conocimiento”, indica Suárez, quien también considera que hay que plantear una nueva conformación de la junta directiva y el periodo del gerente de EPM, pues se pregunta si el hecho de que sea nombrado por el alcalde electo ha animado un manejo más cercano del debido.

Lea También:

 

María Paulina Aguinaga EPM

“EPM presenta información que induce al error”: concejala Aguinaga


 

 

 

Alejandro Jaramillo EPM
“Incrementar tarifas es poco probable, aunque no se descarta”: EPM

Publicidad