Hasta siempre, Aleja

Hasta siempre, Aleja
Ella era la voz de la electrónica, su carrera iba en ascenso y preparaba su nueva producción musical

En marzo de 2011, cuando Vivir en El Poblado la entrevistó, Diana Alejandra Pulido Duque era una mujer soñadora, positiva y orgullosa de lo que hacía. Esta comunicadora social que había grabado sus primeras canciones en Estados Unidos, se había dado el lujo en diciembre de 2009 de abrir, con su amigo el dj Eddy Karmona, el concierto de Tiesto, uno de los más importantes dj del mundo.
Después de tener su sencillo “In my world” sonando en algunas emisoras locales, y de varias presentaciones en discotecas de la ciudad, Aleja Pulido decidió trasladarse a Ciudad de México donde grabaría una nueva producción para su público.
Al cumplir cerca de un año viviendo en aquel país, la madrugada del jueves 5 de julio Aleja falleció al caer de un séptimo piso de un edificio de una zona exclusiva de la capital mexicana, lugar que no era su residencia. Las exequias se realizaron el domingo 7 de julio en el Cementerio Campos de Paz. Sus familiares y mejores amigos aseguran que no se trató de un accidente ni de un suicidio, sino un homicidio. Autoridades mexicanas avanzan en la investigación.
Aleja Pulido era una innovadora en su género. Era la voz sensual y contundente de la música electrónica. Por su puesta en escena y talento, se perfilaba como una artista a sobresalir nacional e internacionalmente.
Vivir en El Poblado hace extensivo un saludo de apoyo y pésame a los familiares y amigos cercanos de la artista. Hasta siempre, Aleja.