Harry Potter y las reliquias de la muerte

    Harry Potter y las reliquias de la muerte
    La cinta narra los acontecimientos que siguen directamente al libro anterior, y concluye con el enfrentamiento final, largamente esperado, entre Harry Potter y sus aliados, y el mago oscuro Lord Voldemort y sus sirvientes, los Mortífagos.
    Una tarea imposible cae sobre los hombros de Harry: deberá encontrar y destruir los horrocruxes restantes para dar fin al temible mago oscuro Lord Voldemort. En el episodio final de la saga, el mago de 17 años parte junto con sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley en un peligroso viaje por Gran Bretaña, para encontrar los objetos que contienen los fragmentos del alma del Señor Tenebroso, los cuales garantizan su inmortalidad, y que habrá que destruir para matarle. Pero el camino no será fácil, pues el lado oscuro adquiere más poder con cada minuto que pasa y las lealtades serán puestas a prueba. Harry deberá usar todos los conocimientos, que gracias a Dumbledore, recién asesinado por el traidor Severus Snape, ha adquirido, sobre su enemigo para poder encontrar la forma de sobrevivir a esta última aventura.