Gisel, la Cocker spaniel

La extendida familia Spaniel, cuyos orígenes se ubican en el siglo XII y está compuesta por el Cavalier King Charles, el Clumber, el Field, el Irish water, el Sussex y por supuesto los Springer inglés y galés, también le dio al mundo canino al Cocker, un perro muy veloz y resistente al que se le ha utilizado en la caza deportiva.


Es inglés, pero tiene su versión en los Estados Unidos, producto de cuidadosas selecciones de ejemplares puros. Gisel de la Gran Aldea es justamente del tipo Cocker spaniel americano. Tienen diferencias de estatura (unos 3 centímetros a favor del inglés) y en los colores del pelaje y la forma de las orejas.


El nombre de la raza es una descripción de su especialidad en la caza del Woodcock, en español Becada, un ave de carnes comestibles que vive en terrenos sombríos. El perro la localiza, la espanta para que quede a tiro de escopeta y luego cobra la presa.

Pero como perro del campo, asimismo supo ganarse un espacio entre las mascotas de lujo y de compañía gracias a su belleza y a su devoción por la familia y los niños. El Cocker vive a gusto en cualquier tipo de clima y de vivienda, incluso sabrá desenvolverse en apartamentos con la condición de que lo saquen a pasear con frecuencia.

 
Altura
38.1 centímetros el macho y 35.5 la hembra.
Peso
Unos 12 kilos.
Colores
Negro, en las gamas de crema a rojo oscuro, pardo, negro y blanco, rojo y blanco, y pardo y blanco. Puede tener marcas blancas o fuego.
Promedio de vida
12 años.
Tenga en cuenta
Su pelaje requiere cepillado frecuente.
Tenga en cuenta II
Necesita hacer mucho ejercicio.
Relación con los niños
Excelente.
Relación con otros perros
Muy buena.
Carácter
Equilibrado, no tímido, muy afectuoso con la familia, desconfiado de los extraños, alegre y fiel.

Publicidad