Fútbol sí, pero respeto también

Fútbol sí, pero respeto también

“Que vean los partidos, que se emborrachen si quieren, pero quebrarle la vitrina a un almacén es inadmisible. Descarados”. Es lo que dice Carlos Ballesteros, quien vio cómo un borracho, vestido con camiseta de un equipo local, quebró la vitrina de un almacén en la calle 10 con carrera 41 en la noche del 11 de diciembre, fecha en que se disputó uno de los partidos de la final del fútbol colombiano.


Foto cortesía lector