Un touchdown con miles de anotadores

Fútbol americano en Medellín

Medellín y el área metropolitana ya le sacan provecho a la primera cancha pública de fútbol americano.

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

Este jueves 7 de marzo cumple su primer mes de funcionamiento la cancha pública de fútbol americano que el Índer Medellín adecuó en la Marte #2, templo del fútbol aficionado que ante el avance de otros deportes alternativos ahora comparte acción con rugby, ultimate y lacrosse.

Publicidad

Lo dice Sebastián Grisales, jugador activo y vicepresidente del club Raptors: “antes para jugar teníamos que reservar, como cualquier ciudadano, alguna cancha de fútbol en el área metropolitana -incluyendo las públicas-; ahora tenemos la garantía de que contamos con horarios exclusivos para entrenar”.

Grisales representa a un combo cercano a los 400 deportistas que integran los cinco equipos oficiales de este deporte en el Valle de Aburrá, quienes ya gozan con este escenario, que además de permitir la práctica libre, servirá como lugar para la formación de talentos.

En este plan ya trabaja el Índer Medellín, entidad que creó las Escuelas Populares del Deporte para el fútbol americano, al principio con los barrios más cercanos a la cancha, por el Estadio, pero abiertos a cualquier joven engomado.

Fútbol americano en Medellín

El objetivo: tener un equipo de fútbol americano en Medellín

Daniel Arteaga es formador de las Escuelas y líder del programa de fomento del fútbol americano. Explica que la idea de conformar un grupo dedicado a este deporte ya venía en camino, pero la adecuación del nuevo escenario impulsó el proyecto.

Para comenzar, se trabaja en dos modalidades: el tackle, como se ha conocido el fútbol americano tradicional en EE.UU. con sus reglas básicas, y el flag, en la cual no hay contacto físico y para detener la jugada se le debe retirar un pañuelo al rival, en señal de que ha sido derribado.

“Haremos un trabajo de formación con jóvenes y adolescentes, y el plan a futuro es tener un equipo competitivo, como se ha hecho con otras disciplinas”, afirma Daniel.

Para el uso del escenario, el Índer ha debido organizar la disponibilidad de horarios ya que todos los clubes han solicitado espacio. La prelación es para los que pertenecen a Medellín.

“Un hito importante”

Sebastián Grisales cree que este escenario responde a un eco que desde hace diez años se sentía con fuerza en la región: “que un deporte no colombiano, tampoco latinoamericano, entre a formar parte de los proyectos de formación deportiva del Índer, es un hito”.

Dice Grisales que pedalearon durante mucho tiempo para que en la región les habilitaran un espacio “digno” y acorde con el auge que han tenido, y ahora no esperan menos que una inyección importante de recursos para seguir con su evolución.

Valora el esfuerzo del Índer, que acopló los horarios para que todos los clubes de fútbol americano en el área metropolitana tengan mínimo cinco horas y media semanales para sus entrenamientos y prácticas competitivas.

“Esto hará que muchos jóvenes, desde tempranas edades, quieran jugar”, afirma Sebastián antes de hacer énfasis en que a diferencia de lo que muchos pueden creer, para comenzar en esta disciplina no es necesario tener un cuerpo fornido, ni tampoco se encontrarán con una actividad llena de golpes.

“En las primeras etapas con los niños se enfatiza más en agilidad, destreza, velocidad, desarrollo de habilidades y conocimiento del deporte. Que se enamoren y se sientan atraídos por él”, cierra.

El uniforme y los accesorios para el takle o touchdown

  1. Casco: Se consigue por medidas, y no por la posición que esté jugando la persona, sino por el tamaño de la cabeza de cada deportista.
  2. Protector bucal: protege los dientes de fracturas, luxaciones o avulsiones; tejidos blandos de cortes y laceraciones; y la articulación de la mandíbula y su cóndilo.
  3. Hombreras: son las bases de la armadura, le dan forma a la camiseta. Hay diversas medidas, dependen de la posición en que juegue la persona.
  4. Riñoneras: se ubican dentro de las bolsas o agujeros que están diseñados en ambos lados de las denominadas fundas.
  5. Fundas: hechas con un material muy elástico, una tela ajustada al cuerpo, tienen una cobertura interna como unas “bolsas”, donde van las rodilleras.
  6. Tablas: son colocadas bajo la parte frontal de los muslos, su objetivo es de evitar o minimizar los golpes que entumecen la pierna.
  7. Coxera: son para las caídas en los que se resienten los glúteos, para evitar lesiones en el coxis, la cual es el extremo final de la columna vertebral.
  8. Rodilleras: un elemento importante ya que brinda la protección de ciertos golpes que puede sufrir las rodillas. Están hechas de plástico.
  9. Tacos o guayos: Esta pieza puede variar según la posición y el estado del campo.

 

Una barrera: la consecución de indumentaria y accesorios

Como cualquier otro deporte que recién comienza su masificación, el fútbol americano presenta barreras para quienes desean practicarlo. La más importante, por el momento, es la consecución de la indumentaria y los accesorios. La oferta disponible en Medellín no es muy amplia y gran parte de los deportistas tienen pedirlas en el exterior.

“Hay un club que se apoya en una fundación, la cual les colabora con donaciones. Por parte del Inder, contamos con el presupuesto designado para este rubro”, anota Daniel Arteaga.

Publicidad