Fiebre de dos ruedas

Fiebre de dos ruedas

Los activistas de la bicicleta como medio de transporte promueven su uso y resaltan la falta de cultura y espacios

Carlos Carvajal, creador de la organización Pedaleando Alma y activista del uso de bicicletas, se pregunta qué planes tiene la nueva Alcaldía para los ciclistas. “Han hablado de un velódromo y del cinturón verde pero lo que queremos es discutir movilidad urbana real”. Dice que Medellín perdió la vanguardia en el tema cuando este año, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, convirtió la carrera séptima en un corredor para peatones y ciclistas.

Carvajal y otros activistas esperan legitimar la bicicleta desde el actuar ciudadano, organizando encuentros como la Fiesta de la Bici, que en diciembre de 2011 contó con 1.800 personas. El colectivo Siclas también reúne, todos los miércoles, a casi 400 personas en la Sicleada. Sara María Saldarriaga, integrante de Siclas, cuenta que las ciclorrutas y la señalización son pocas, y en ocasiones las bicicletas invaden el espacio de los carros. Sara organizó la Rodada con Altura 2012, evento en el que 70 mujeres promovieron la bici, celebrando el Día de la Mujer con una pedaleada de 11 kilómetros, en tacones.
El interés también se ve en el programa En Cicla, del Área Metropolitana. El número de usuarios inscritos pasó de 400 a más de seis mil y de 200 usos diarios a cerca de 600. Dice Jesús David Acero, gerente del programa, que en julio se discutirá la ampliación de rutas y aumento de bicicletas (hoy son 145) y estaciones.