Fanni, la Schnauzer gigante

Fanni, la Schnauzer gigante
Unos 18 centímetros de más hacen que este perro sea considerado el gigante de los schnauzer. El punto de partida fue el tipo estándar, ahora muy común entre nosotros, al que los criadores agregaron sangre de Boyero de Flandes y de Gran Danés. Igualmente existe el miniatura, que no sobrepasa los 35 centímetros: los tres son cruzados y clasificados como razas distintas.

El Schnauzer gigante fue creado para darle tamaño al estándar, al que consideraban muy pequeño para arrear vacas. La raza se fijó alrededor de 1880. En Ale-mania, de donde proviene, se le llama riesenschnauzer, que se traduce “bigotón gigante”. Su pelaje duro, alambrado y tupido forma en su cara bigote y barba y cejas que les hacen sombra a sus ojos. También es común que a su pelo inferior en peluquería le hagan cortes en forma de listones.

A su aspecto intimidante el Schnauzer gigante le suma una gran capacidad de trabajo. “Es una de las razas más útiles, poderosas y resistentes”, dicen los expertos. Posee órganos de los sentidos altamente desarrollados y tiene gran poder de recuperación frente a las enfermedades y resistencia a la intemperie. Además de guía y guardián del ganado, tiró los carritos de los vendedores de leche, fue mensajero en la Primera Guerra Mundial, y también ha sido preparado como perro policía.

Altura
60 a 70 centímetros.
Peso
35 a 45 kilos.
Colores
Negro puro, el más común, y sal y pimienta.
Promedio de vida
12 años.
Tenga en cuenta
Puede ser agresivo con personas y con mascotas desconocidas.
Tenga en cuenta II
Requiere cepillado profesional al menos dos veces al año y mantenimiento semanal. 
Tenga en cuenta III
La cola debe ser amputada en la tercera vértebra.
Relación con los niños
Buena.
Relación con otros perros
Buena.
Carácter
Inteligente, valiente, dominante, perseverante, muy unido a sus dueños, tiene un poderoso instinto territorial.