Familia y amigos


Familia y amigos

Adaptado para Internet de la edición impresa (Edición 307)

El primer impulso es querer compartir la buena noticia con el resto del mundo, pero una regla de oro para este primer día es mantenerlo lo más simple posible. Con unas pocas llamadas a algunos familiares y amigos cercanos, a los que se les pide que rieguen el cuento, la noticia le podrá llegar a otros amigos y familiares y los padres podrán tener más tiempo para pasar con su bebé.

Está bien permitir que las personas más cercanas conozcan al bebé ese primer día. Los abuelos y los hermanos podrán empezar a estrechar lazos con el nuevo miembro de la familia desde el primer momento. Sin embargo, no es una buena idea tener un desfile de visitantes que entran y salen de la habitación en la clínica. Los padres deben proteger a su bebé y es su deber hacer ese primer día tranquilo y de nota baja. Tanto los padres como su hijo necesitan mucho descanso y tranquilidad para estar juntos ese día.