Faltan prácticas de movilidad sostenible

Movilidad Sostenible

Según expertos en movilidad sostenible, la dirección de las empresa o sus trabajadores deben impulsar los planes de movilidad alternativa

 

Aunque en Medellín solo una minoría de empleados accede a sus lugares de trabajo en vehículo privado, no se puede desconocer que esa minoría es suficiente para que diariamente, de manera significativa, el tráfico vehicular casi que colapse. En una entrevista para Vivir en El Poblado hace algunos meses, Brent Toderian, destacado urbanista, exdirector de Planeación de Vancouver y uno de los invitados principales del pasado WUF7 (Foro Urbano Mundial), celebrado en Medellín entre el 5 y el 11 de abril de este año, decía: “Actualmente, solo el 14 por ciento o 18 por ciento de la población en Medellín tiene un auto y sin embargo ya tienen las calles colapsadas de tráfico”.

 

Avenida El Poblado, en el ingreso a Santafé
Avenida El Poblado, en el ingreso a Santafé

En El Poblado, un lugar de la ciudad donde es casi que inevitable encontrarse con tacos, es preciso preguntarse qué están haciendo los ciudadanos y qué están haciendo las empresas para incentivar estrategias o programas encaminados hacia la movilidad sostenible, entendiéndose esta como un concepto que nació durante la segunda mitad del siglo 20 ante los problemas medioambientales ocasionados por la priorización y la prevalencia de un modelo de transporte urbano basado fundamentalmente en el vehículo particular.

Conocedores del impacto que los centros comerciales generan sobre la movilidad del sector, Vivir en El Poblado indagó con algunos de ellos sobre las estrategias o programas que tienen para generar una movilidad sostenible, no solo de cara a los empleados que trabajan en sus administraciones y en las tiendas, sino con respecto a sus clientes externos. Desde el Centro Comercial Oviedo, en cabeza de su gerente Juan Esteban Pérez, responden: “Somos conscientes de las nuevas exigencias de la ciudad, entre ellas incentivar el transporte masivo y así liberar un poco la densidad del parque automotor. El Centro Comercial cuenta con 1000 empleados indirectos que día a día recorren la ciudad para llegar a su trabajo, hemos identificado las fuentes más importantes de transporte masivo y entre ellas destacamos el Metro, por lo tanto, en reuniones con dicha institución logramos coordinar los horarios de salida de los empleados con una ruta del SIT (Sistema Integrado de Transporte) que llega a la estación Aguacatala. Sabemos que algunos empleados, por iniciativa propia y con el propósito de minimizar gastos, se reúnen y contratan busetas que hacen recorridos por distintas partes de la ciudad”.

Por su parte, el Centro Comercial Sandiego, pionero en la ciudad, responde: “Por su ubicación privilegiada, el servicio de transporte público es una alternativa que aporta gran dinamismo a nuestra actividad económica; es de destacar la cercanía con la estación Exposiciones, del metro; el metroplús que pasa por la Avenida El Poblado, las diferentes rutas de buses que cruzan las vías de Sandiego, los taxis, el servicio de transporte para el Oriente cercano y el acopio de taxis para el Aeropuerto José María Córdova hacen de Sandiego un centro comercial cercano a todos”. Otros centros comerciales, como Santafé, Premium Plaza, Almacentro y El Tesoro, aseguran que se apoyan en gran medida en el transporte público, pero no hacen referencia a ningún plan particular.

Centro Comercial El Tesoro
Centro Comercial El Tesoro

El buen ejemplo de Pems

“Planes Empresariales de Movilidad Sostenible (Pems) es un programa que fomenta la implementación de políticas corporativas y acciones prácticas encaminadas a reducir el impacto que generan los viajes con motivo de trabajo, en la movilidad de Bogotá, sus empresas y sus empleados. Con esta iniciativa, el sector privado tiene la oportunidad de ser un agente activo que contribuye a lograr una ciudad más sostenible”. Así lo establecen desde su página web, Pemps y las 35 empresas que hacen parte de la red, entre ellas la Universidad de Los Andes, Servientrega y Seguros Bolívar. Ellas promueven con iniciativas como el carpooling (uso compartido del vehículo), el uso de la bicicleta y del transporte público una movilidad más sostenible para esa ciudad. En Medellín, ¿qué tanto participamos de las estrategias encaminadas hacia la movilidad sostenible? Es una pregunta válida para todos.