Faes: la resurrección

     
   
     
  Los amantes de la investigación y de la historia en Medellín tienen un muy buen motivo para celebrar. Se trata de la reapertura de Faes -Fundación Antioqueña para los Estudios Sociales- y su valioso archivo que hasta finales de los años 90 funcionó en una vieja casa del barrio Prado.
Ahora, en el cuarto piso del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas, podrá consultarse la colección compuesta, por “casi 35 mil libros, 2.000 títulos de revistas, 300 títulos de periódicos, 50 archivos históricos y 2.000 mapas” como lo certifica Eafit. Entre estos papeles que corrieron el peligro de perderse para siempre, están los archivos personales de los ex presidentes Mariano Ospina Rodríguez y Pedro Nel Ospina, así como del ex gobernador Clodomiro Ramírez y del comerciante Ricardo Olano, por solo mencionar algunos.

La odisea
No fue fácil recuperar estos documentos que estaban en avanzado proceso de deterioro en la casona de Prado, según lo explica María del Rosario Escobar, Coordinadora de Extensión Cultural en Eafit. Desde mayo de 2009 empezó el traslado del material desde la antigua sede situada frente al Colegio María Auxiliadora, en la Carrera El Palo con la Calle Miranda, tarea que se concretó el jueves 4 de marzo cuando se reabrió al público el archivo del fundador del Faes, Luis Ospina Vásquez, fallecido hace 33 años. Fueron precisas un sinnúmero de visitas a la casa de Prado y atreverse a desempolvar los archivos, los cuales requirieron “dos fumigaciones, cerca de tres limpiezas, trasladar la Sala Patrimonial del primer al cuarto piso de la Biblioteca, además del manejo de turnos dobles para el desempaque y la ubicación de los libros en su nuevas estanterías”.

Los orígenes
La Fundación Antioqueña para los Estudios Sociales -Faes- fue fundada en 1976 por el economista e investigador Luis Ospina Vásquez “con la intención de crear un lugar donde confluyeran investigadores nacionales e internacionales del campo social interesados en estudiar a Antioquia y al país”, como lo indica Eafit. Al morir don Luis la colección quedó a cargo de su sobrino Alfonso Ospina, pero al fallecer este, poco a poco se quedó sin dolientes hasta que fue cerrada al público.
El año pasado, gracias a la familia de don Luis y a Rodrigo Puyo, quien hizo parte de los administradores de la colección, esta fue donada a Eafit. Su rector, Juan Luis Mejía Arango, se había esforzado por recuperarla, pues era consciente de su valor y muy cercano a Faes desde 1979, cuando se desempeñaba como director de la Biblioteca Pública Piloto.

Para comprender mejor la trascendencia de la reapertura de los archivos de Faes es recomendable visitar la exposición que sobre esta y su fundador Luis Ospina preparó Eafit. En el primer piso del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas pueden apreciarse objetos tan personales como sus lentes, la silla donde murió, su hamaca, manuscritos y otro sinnúmero de elementos que acercan a la vida y obra de uno de los más destacados investigadores que ha tenido el país. Así mismo, hacen parte de esta exposición varias fotografías, algunas de ellas desconocidas hasta hoy, de su célebre familia compuesta, entre otros personajes, por su padre el General Pedro Nel Ospina Vásquez, presidente de Colombia entre 1922 y 1926, y su madre Carolina Vásquez Uribe, prima hermana del General Rafael Uribe Uribe. La exposición estará abierta al público hasta mediados de abril, de lunes a viernes, en horario de oficina.