Evaluación al gobierno de Fajardo

 

En las pequeñas obras se abre el espacio a la comunidad, pero no en los grandes proyectos, en planes sectoriales, en lo estratégico de ciudad:
Veeduría al Plan de Desarrollo.

 

Y claro, al Alcalde no tiene por qué estar de acuerdo con todas las críticas. Lo primero que cuestionó, con razón, fue que la fecha de corte de la evaluación es de 10 meses atrás (muchas cosas han pasado en 2006), pero la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo alega lentitud en el flujo de la información. De diciembre a hoy han pasado muchas cosas en la ciudad, buenas y malas, pero aquí se habla solo de los dos primeros años del gobierno.

Vivir en El Poblado tuvo acceso al informe de la Veeduría y aquí presenta una síntesis de algunos de los aspectos más destacados.

¿Asunto de percepción?

En una época en que casi de forma clandestina la campaña para la sucesión de Fajardo está en marcha y en que algunos de sus posibles sucesores pegan carteles a diestra y siniestra (sin respeto por las normas de espacio público que después tendrían que hacer cumplir) para cuestionar la gestión del actual gobierno, la Veeduría empieza su evaluación diciendo que ‘‘se evidencia cada vez con mayor fuerza la falta de estrategias de información y comunicación para el desarrollo y la participación, en especial sobre los megaproyectos de esta administración, pues aunque esta Alcaldía cuenta con una gran oficina de prensa y publicita todas sus acciones, no existe un plan de comunicación pública’’. ¿Paseo Urbano de la Avenida El Poblado?

Mejoró el IDH

El Índice de Desarrollo Humano, IDH, mejoró en toda la ciudad. El Poblado y Laureles siguen siendo los lugares con los mejores indicadores de calidad de vida y los corregimientos los que tienen los peores. En zona urbana el más bajo IDH lo tienen Aranjuez y Santa Cruz.

El IDH es un indicador social creado por las Naciones Unidas que asigna una calificación a una combinación de 3 factores: vida larga y saludable, educación y nivel de vida digno.

Participación ciudadana

La Veeduría destaca la amplia participación ciudadana ‘‘en los procesos administrativos, financieros y en la toma de decisiones en las instancias organizativas de la administración, las entidades descentralizadas y empresas industriales y comerciales en las que participa el Municipio de Medellín’’. El programa de Presupuesto Participativo es un buen ejemplo de esto (30 mil personas participaron en las asambleas barriales este año), y como dice la Veeduría, ‘‘estos ejercicios son una práctica estimulante de nuevos liderazgos que deben profundizarse y mejorarse en aras de consolidar una renovación del liderazgo social de la ciudad’’.

Convivencia y seguridad

Han disminuido los homicidios en Medellín, todo el mundo lo sabe. ¿Cuál es la razón? Aquí es donde no hay acuerdo. Contrario a lo que afirma el Municipio, la Veeduría piensa que ‘‘este fenómeno se explica por el acumulado de acciones desde diferentes sectores y durante ya varias administraciones, por lo que no es sensato atribuir tal disminución solo a acciones de este gobierno aunque esté aportando al respecto’’. Y agrega que este no debe ser el único indicador para evaluar la situación de convivencia y seguridad en la ciudad pues deja de lado asuntos como los suicidios, los accidentes de tránsito, la delincuencia, la violencia intrafamiliar y otros de incidencia directa en este tema: ‘‘No hay indicadores claros sobre convivencia que vinculen otros factores causales, ya que puede haber otros controles diferentes sobre la ciudad. Existen dinámicas y consecuencias del conflicto atribuibles a acciones de delincuencia común, otras al paramilitarismo y están las estatales que tratan de enfrentar la problemática, pero la gran mayoría de esas dinámicas-consecuencias no están identificadas, lo que evidencia los vacíos y el grado de desconocimiento sobre la temática’’.

Salud y educación

Destaca la Veeduría la gran inversión en educación (40% del presupuesto municipal) y la ve como una evidencia de que este gobierno quiere hacer de la educación la estrategia para el desarrollo futuro de la ciudad. Aún así, continúa, la deserción y las fallas de cobertura siguen siendo problemas presentes.

En cuanto a la salud, dice la Veeduría que aunque hay mejoras en la cobertura, sigue siendo un obstáculo mayor para el acceso al servicio la falta de ingresos para el pago de las cuotas moderadoras, los medicamentos que no cubren los planes y otros factores que aunque ajenos al control de la Alcaldía, son barreras reales que enfrentan los ciudadanos.

Espacio público

Asegura la Veeduría que Medellín, a pesar de todo lo que dice y hace la Alcaldía, no tiene una política explícita de espacio público y que lo hecho parece ir en contravía de la idea de espacio público verde. Los ejemplos de las zonas duras y los parques de cemento abundan. A eso le suma la evaluación, el que ‘‘el espacio público en la ciudad se está privatizando. El parque de San Antonio, el de Los Deseos, el Jardín Botánico y el cercamiento del Estadio son ejemplos de ello (…) Las experiencias episódicas de entrada gratuita a parques y museos muestran que las tarifas sí son un verdadero obstáculo para el acceso a los espacios públicos de la ciudad’’. La Veeduría pregunta ¿De quién es el espacio público y de quién son los parques en Medellín?

Transporte, movilidad y red vial

Este gobierno empezó bien (tiquete estudiantil, caja única, rutas integradas), dice la Veeduría, pero ahora va mal (descongestión del Centro, anillos, cuadrantes, fondo de racionalización y chatarrización). Asegura la Veeduría que ‘‘la administración municipal ha tratado de negociar asuntos que no necesariamente son negociables y sobre los cuales ha debido tomar la decisión de fijarlos mediante acuerdos o normas municipales, como el fondo de racionalización, cajas únicas e incluso tiquete estudiantil, que están supeditados a otras condiciones en la ciudad’’.

Medio ambiente y hábitat

Igual que con el espacio público, ‘‘no se reconoce una política ambiental integral para la ciudad’’. Sin embargo, la Veeduría destaca el programa de manejo de residuos sólidos y lamenta que no pase lo mismo con el control de emisiones atmosféricas y fuentes móviles, ni con el manejo de zonas verdes, cobertura boscosa de la periferia urbana y manejo de áreas de riesgo.

El informe completo puede leerse en www.vivirenel poblado.com Allí está además la transcripción del diálogo que el Director de la Veeduría, Luciano Sanín, y el Alcalde, Sergio Fajardo, tuvieron en el programa radial de la Veeduría, respecto a esta evaluación.