Ethel Gilmour

 
 
   
 

Lúcidas y bellas obras, inspiradas en la cotidianidad o en el olvido de quienes sufren día a día las numerosas problemáticas sociales, económicas y políticas del país, son el legado que nos deja la talentosa artista y brillante mujer Ethel Gilmour, norteamericana que se instaló en Medellín desde los años setenta, a causa de su amor por Jorge Uribe, su eterno cómplice. Durante varias décadas, Ethel Gilmour cautivó a críticos y amantes del buen arte por sus lienzos cargados de color y mensajes alegóricos a la libertad, la igualdad social y la justicia.
Ella invita a recorrer su apartamento, cuarto a cuarto, y en cada uno de ellos sorprende. “Una crítica de arte es la persona que sale al campo de batalla después de que la batalla ha terminado y dispara a los heridos”, se lee en la puerta de su estudio. (Apartes de entrevista con Ethel Gilmour para Centrópolis *. www.centropolis.com.co).

*Centrópolis es una publicación de Vivir en El Poblado.