Estrellas Michelin del País Vasco… en Medellín

Conociendo como conozco a quienes vienen a cocinar, pongo mis manos al fuego si estas tres comidas no logran impresionar el remilgado y difícil paladar antioqueño
/ Julián Estrada

Hoy es lunes 22 de febrero. Lo que a continuación voy a escribir, no es una noticia, es un comentario alrededor de un acontecimiento culinario (más comúnmente denominado gastronómico) que al momento de escribir estas líneas aun no ha ocurrido, pues tendrá lugar únicamente el martes 23, el viernes 26 y el sábado 27 de los corrientes.

Bajo el título que hoy le he otorgado a esta columna, D´Groupe* ha coordinado la presentación de tres cenas en su restaurante Lussac (bajos del hotel Park 10) cuya sazón y preparación estarán en manos de cinco maestros del fogón, quienes provienen del País Vasco, el país del mundo que ostenta el mayor número de estrellas Michelin por metro cuadrado.

No soy brujo, tampoco adivino el futuro, pero conociendo como conozco a quienes vienen a cocinar, pongo mis manos al fuego si estas tres comidas no logran impresionar el remilgado y difícil paladar del cual nos ufanamos todos los antioqueños. Aclaro: tampoco soy experto en cocina vasca, ni soy amigo personal de los cocineros invitados; el asunto es que desde hace muchos años vengo estudiado este fogón de tan característica comarca de España, cuyo origen –igual al nuestro– tiene una cuna de alta montaña y contribuye a la formación de un carácter y una personalidad que se destaca entre quienes trajinamos estudiando las ollas y las cocinas de los pueblos y culturas esparcidos por la tierra.

Repito una vez más lo que he dicho mil veces: la cocina española no es una sola; la cocina española es la cocina de las diferentes regiones de España y claro está que –sin ánimo de hacer clasificaciones– entre ellas se encuentra la más conspicua y reputada de todas sus cocinas: la vasca ¿El por qué? la discusión ya se acerca al cuarto de siglo, pero actualmente tiene tantos maestros y reconocimientos, que nadie lo pone en duda.

Así pues, cuatro chefs cocineros y un reconocido y prestigioso enólogo (cada uno de ellos dueño de su restaurante) Jabier Gartzia (restaurante Boroa), Ricardo Pérez (restaurante Yanciola), Daniel García (restaurante Zortziko), Beñat Ormaetxea (restaurante Jauregibarria) y Mikel Garaizábal han diseñado un menú para auténticos gourmets. Veamos:

• Ensalada tibia de bogovante con su tartare de manzana verde y vinagreta de Módena.
• Rissotto de calamar con foie líquido y crujinte de calamar.
• Corvina asada a baja temperatura con salsa de cítricos y vegetales.
• Carrileras de cerdo braseadas con mango en osmosis de vino de Jerez.
• Arenas de cacao, cuajado de chocolate y frío de praline al aceite de oliva con cristales de sal.

No se necesita ser experto en cocina, para presumir que el menú que nos proponen es de una delicia incuestionable desde su entrada fría hasta el postre. Ya se escucharán los comentarios. Espero que esta “Quijotada Vasca” de invitar a cocinar durante tres noches a 5 vascos de raca mandaca, se convierta para sus organizadores D´Groupe en un gran caldero de éxitos. Se lo merecen.

*D´Groupe: Especialistas en organizar momentos de entretenimiento, los cuales transcurren para los invitados, entre el sibaritismo y la estética del entorno que se propone.
opinion@vivirenelpoblado.com