Esto piensan de su comuna

Algunas personas que habitan y trabajan en Robledo dicen cómo ven a la comuna y su proceso de transformación


Jorge Marín 

Jorge Marín 
Habitante de Robledo La Pola. ”Estoy viendo algo muy importante con la Casa de la Música que están haciendo en El Jordán, pues va a darle una dinámica muy trascendental a la cultura en Robledo. Hay ventajas y desventajas en el desarrollo que Robledo tiene hoy. Ventajas porque hay una población joven que va a estar ávida de oportunidades culturales para que se hagan más actividades, y desventajas porque cuando hay mucho crecimiento de la población, se genera una serie de problemas y se produce nostalgia de esas épocas en que los vecinos se decían ‘vení para mi casa y te comés una arepita con aguapanela y conversamos’; había una oportunidad de tertulias más manejables que ahora. Son cosas que el tiempo va destruyendo…”.


Eulalia Hernández

Eulalia Hernández
Historiadora e investigadora. “Una de las características de Robledo es que ha posibilitado la construcción de hogares jóvenes; es una de las zonas con más urbanizaciones, quizás por los precios, su morfología y posición geográfica. Condensa muchas formas de poblamiento, arquitecturas y también problemáticas. Por las diferentes épocas y formas en que fue poblada, tiene de todo: partes más antiguas de finales del siglo 19 —como lo poco que queda del parque de Robledo, y barrios como Palenque—; están las casas y fincas de La Pilarica, de las décadas de los 40 y 50; barrios como Córdoba —entre barrio obrero o de trabajadores o de reasentados de otros lugares—; barrios como Alfonso López de Mesa o Altamira, construidos con el Instituto de Crédito Territorial; barrios como Aures, que fueron primero invasiones y todavía se están consolidando. En Robledo se hace latente la forma como se están transformando las ciudades con la construcción en altura. La movilidad es catastrófica. Aunque hay buena oferta de transporte público, el problema son los tacos y que los barrios no se conectan entre sí, lo que ha afectado su organización y movilización social. Su forma geográfica y la diversidad de estratos sociales han hecho muy difíciles los procesos de planeación local, como sí los tienen otros lugares de la ciudad. En parte es culpa de los urbanizadores que no han hecho barrios sino unidades cerradas, pequeñas islas. En general no hay dinámicas barriales, con excepción de Córdoba, Aures y el Diamante…”.


Clemente Castaño

Clemente Castaño
Líder comunitario. “Yo no querría irme de Robledo porque cada día está mejor. Lo único que le falta actualmente es caché, pero Robledo es mejor que El Poblado, es igual de faldudo y aquí lo tenemos todo: los centros médicos que usted quiera y todas las instituciones educativas. Ahora están integrando la ciudadela Pedro Nel Gómez, que va a interconectar al Pascual Bravo, al Instituto Tecnológico Metropolitano, al Colegio Mayor… todo Robledo es una ciudadela estudiantil. 

De problemas, además del tráfico, tiene los mismos de todo el país, como la inseguridad. A veces le da a uno sustico, sobre todo en algunos sectores, pero por el Centro Histórico ha mejorado”.


Antonio Arango 

Antonio Arango 
Médico y músico. Vive y trabaja en La Pilarica. “Hay una cosa muy complicada: están dejando construir mucho. En La Pilarica, por ejemplo, esa es una desventaja grande, están edificando torres con 40 y 50 apartamentos y las vías de acceso son de hace 70 años, muy chiquitas, eran para unas fincas. Pienso que Planeación no debe dejar construir más complejos habitacionales con tantos pisos, tanta gente y tantos carros. De resto, todo es muy chévere en Robledo. Tiene ventajas como el aire, el clima; yo, por ejemplo, duermo con las ventanas abiertas y no tengo que poner despertador porque mi despertador son los pajaritos. Pilarica es un barrio tranquilo, con graneritos, un barrio de Medellín de los antiguos”.