Estamos convencidos del poder de transformación social de la música

La directora de Filarmed se pronuncia frente a la discusión alrededor de la música sinfónica y su futuro. Se refirió también al maestro Correa
Ana Cristina Abad. Foto cortesía

En febrero de 2016, Ana Cristina Abad asumió la dirección de la Orquesta Filarmónica de Medellín, una entidad con 33 años de trayectoria. La comunicadora habló con Vivir en El Poblado sobre los retos que ha traído este año.

¿Cómo va el año en términos de audiencia y eventos?
“A pesar del cierre del Teatro Metropolitano, la audiencia sigue siendo estable. En otras actividades nuestro público ha aumentado. Hemos ofrecido el 65% de los conciertos de la temporada oficial y esto nos ha permitido sostener una oferta cultural de calidad. El Festival Internacional de Música de Medellín será cada dos años, para contar con más tiempo de planeación artística”.

En su columna ¡Hay que salvar la Orquesta Filarmónica!, Alfonso Arias plantea que la orquesta no recibe tanto apoyo desde el sector público ¿Está de acuerdo?
“El apoyo que ha recibido la corporación ha ido variando con el paso de los años y los cambios de gobierno municipal y departamental. Ha decrecido por factores políticos, económicos y sociales. Es evidente que entidades similares en el país y en el mundo tienen una financiación pública preponderante para cubrir sus costos fijos. La postura de Filarmed es que si fortalecemos la relación con el sector público y nos alineamos con los planes de desarrollo podremos lograr elevar la conciencia de nuestros gobernantes en relación con el poder de transformación social de la música”.

¿Qué presupuesto maneja la orquesta?
“Este año son unos 5 mil millones de pesos necesarios para llevar a cabo programas, conciertos o las clases maestras abiertas al público”.

¿Qué se sabe de la nueva sede en Ciudad del Río?
“Estamos a la espera de la postura definitiva de la Alcaldía con relación al Centro Cultural Ciudad del Río”.

¿La orquesta quedó en deuda con el maestro Alberto Correa?
“Según la información del Consejo Directivo de la corporación, el retiro del maestro Correa fue respetuoso y conciliador. Soy consciente de los rumores sobre este tema, por ello, desde principios del año he tenido un par de cartas y conversaciones con él. Esta corporación le debe a él gratitud, respeto y admiración por todo lo que logró. Si se le quedó debiendo algo, sería un mayor reconocimiento. Como Director Emérito, le hemos propuesto dirigir un concierto para conmemorar los 50 años del Estudio Polifónico de Medellín”.


La administración se pronuncia sobre el distrito cultural
La secretaria de Cultura, Amalia Londoño, aseguró sobre el apoyo de la Alcaldía a la proyectada sede del Ballet Folklórico, Cantoalegre y Filarmed en Ciudad del Río que “es una iniciativa de privados. Nos hicieron una propuesta, pero Planeación emitió un concepto de que por ahora es complicado”.