Estado de las vías en Antioquia

Estado de las vías en Antioquia

Si planea salir de Medellín en esta temporada, tenga presente estas novedades viales que reportan las autoridades. Y antes de viajar, verifique de nuevo el estado de las carreteras.

Por Sebastián Aguirre Eastman

Solo durante el primer puente festivo de enero de 2018, cerca de 430 mil vehículos se movilizaron por las vías de Antioquia, reportó en su momento la Policía de Tránsito. Dicha cantidad ofrece una dimensión del volumen de tráfico que se avecina en la temporada de Navidad y fin de año por las rutas del departamento.

Tan importante como conocer el estado de las carreteras por las cuales uno se moverá según el destino elegido, es evaluar las condiciones de su vehículo, sea un carro o una moto, y mucho más si tiene una camioneta, una furgoneta o una van.

La recomendación que siempre hacen los mecánicos es revisar que su vehículo esté en buen estado, pero ¿cómo puede uno cerciorarse si tener ni idea de mecánica automotriz? ¿Qué es una llanta en buen estado, unos frenos, una suspensión?

Hay formas de saberlo. Quizá la más recomendable es dejarle el trabajo a un experto. Diferentes concesionarios y diagnosticentros ofrecen la revisión o inspección de viaje, que se debe hacer unos días antes de salir para que haya tiempo de reponer los imperfectos.
Juan Carlos Correa, de Colserautos, comenta que dicha revisión comprende la inspección de posibles fugas, la presión de las llantas, que el equipo de carretera esté al día y lo que no, como el extintor, se recargue o se actualice; que los sistemas eléctrico y de frenos funcionen de forma correcta y le añade una prueba en pista, además de otros peritajes mecánicos.

Este proceso varía en el costo, según el sitio que se visite, pero ronda los 80 mil pesos, aunque en algunas partes se sube hasta 200 mil. “Algunas aseguradoras incluyen a sus asegurados este servicio en su póliza”, señala Correa. Sura, por ejemplo, entrega gratis las tres primeras revisiones en el Plan Autos Global.

Felipe Vallejo, periodista especializado en automotores, sugiere no dar papaya y verificar con antelación qué exige la Policía para el equipo de carretera. Por asuntos menores como una linterna, un algodón o un medicamento lo pueden partir. “Siempre cargue agua, para las personas o para el carro”, aconseja.

Otros aspectos a tener en cuenta, según Felipe, es que los amortiguadores no estén botando aceite o bajos de presión, y que las llantas no tengan bultos ni “chichones” ni se estén resquebrajando. “Una llanta en buen estado debe tener el labrado bien demarcado y además no puede estar desgastada solo por un lado. Para eso hay que hacer con juicio la alineación”, plantea.