Sin afanes, sin estrujones ¿Conté con suerte?

estación Poblado del metro en la hora pico
La empresa Metro ha recomendado a sus usuarios llegar a las estaciones con la tarjeta cargada.

Acompañamos a los usuarios de la estación Poblado del metro en la hora pico de la tarde. Hubo multitud, pero no caos. No ese lunes.

Ser uno de los 44.000 usuarios que transitan cada día por la estación Poblado fue mi propósito. El recorrido desde la sede del periódico hasta el propio vagón del metro lo contaré en primera persona, para compartir lo que puede ser la experiencia de usuario en una de las principales estaciones de todo el sistema.

El lunes 26 de agosto salí a las 5:30 p.m. del periódico y tardé siete minutos en llegar caminando a la plazoleta de la estación Poblado del metro, tras once cuadras de recorrido. La fila de ingreso comenzaba en el descanso de las escaleras: allí me ubiqué junto a una familia de cinco turistas españoles, liderada por María Genzor, que preguntaba en cuál fila debían hacerse para comprar una tarjeta Cívica.

Publicidad

A las 5:42 p.m. detuvimos el avance, pues personal del metro suspende la circulación para permitir que ingresen los pasajeros que llegan desde el centro comercial Monterrey. Calculo que pudieron entrar unas 100 personas. La espera fue de dos minutos y solo uno después ya hacíamos fila para recargar y comprar la Cívica.

La mayoría de los usuarios llega con saldo e ingresa directo a los torniquetes, aunque para María, su familia y yo fue sencillo recargar: no tardamos más de un minuto.
A las 5:46 p.m. pasé el ingreso y aunque no alcancé el tren que estaba en la plataforma, el siguiente llegó dos minutos después.

María y su familia iban al sur en su plan de turismo por el Aburrá, así que abordaron el primer tren en pasar que iba con espacio. En la plataforma esperé dos trenes más, uno pasó lleno, del otro avisaron que comenzaría operación comercial en La Aguacatala y habría espacio, así que a las 5:53 p.m. abordé un vagón que tenía las sillas ocupadas y solo diez personas íbamos de pie.

Es decir, tardé 23 minutos desde mi trabajo hasta abordar el tren, lo hice sin afanes, sin estrujones, en orden y con filas que, según las personas con las estuve, son las habituales en un día laboral.

La estación Poblado es la que mayor afluencia de viajeros tiene cada día.

Según la empresa, transitan 44.000 personas por allí en un día laboral. Como medida de descongestión, se está construyendo el cabezote sur, el cual tiene un avance del 45% y va según lo presupuestado para su entrega al público en diciembre.

Reinaldo Herrera, de la Gerencia de Planeación, aseguró que “vamos en una fase de culminación del proyecto, ya se inició la fabricación e instalación de tejas y fachadas. Lo próximo es la construcción del puente peatonal”.

En el momento trabajan 130 personas en horario nocturno, para no afectar las operaciones comerciales ni la movilidad en el sector.

 

Por Clara Giraldo / clara.giraldo@vivirenelpoblado.com

Publicidad