“Esta zona es la Milla de Oro pero a menor costo”

 
 “Esta zona es la Milla de Oro pero a menor costo” 
   
 “Me han identificado como extranjero por el acento pero soy más colombiano que muchos” 
   
 Antanas Matickis es nativo de Lituania, país que cayó bajo el régimen comunista de Rusia y dividió su familia. En 1984 y 1994 este ingeniero electroquímico regresó a su país natal en busca de lo poco que quedaba de su familia; la tumba de la madre y el rastro frío de la hermana. El padre, también ingeniero, había logrado escapar a Suecia donde murió. Sin embargo Matickis hizo en Medellín con su esposa, una familia con dos hijas y 4 nietos de los cuales habla con mucho orgullo, especialmente de uno de ellos, quien siguió la línea de ingenieros en los Matickis. 
   
 
 
   
  Aunque dice haber perdido práctica, habla polaco, italiano, letón, inglés y por supuesto lituano; seguro otros más pues el trabajo en la industria petrolera lo llevó por lugares como Marruecos, Argelia, Filipinas y Singapur. Llegó a Medellín y acostumbrado a una vida llena de viajes, nunca pensó que 42 años después seguiría aquí.

¿Cuál es su historia para terminar viviendo en El Poblado?
Llegué a Colombia por una oportunidad laboral; en Europa después de la guerra mucha gente quería irse para América. Desde el 65 vivo en El Poblado, siempre vine de forma provisional, estaba muy bien en Bogotá pero las condiciones se hicieron favorables acá y decidí venir por un año. Considerando que me casé con una antioqueña de El Poblado, quien murió el año pasado, y que su padre estaba enfermo, decidimos quedarnos y luego compramos el lote y construimos la casa.

¿Porque eligieron Astorga para vivir?
Cuando vine aquí, en Patio Bonito no había nada, todo el altiplano de El Poblado estaba vacío y yo dije ¡Qué barrio tan bonito! Todo era verde. A los días me ofrecieron el lote y lo compré como por 110.000 pesos, pensando que lo podía vender después. Pero en el 68 el gobierno de Lleras Restrepo prohibió tener inversiones fuera del país y decidí vender los fondos que tenía en dólares y construir con esa plata la casa en la que vivo hasta hoy.

¿Le hace falta estar viajando o vivir en otras ciudades?
Ya uno está tropicalizado. A pesar de los problemas que tiene el país como inseguridad, uno ya entró en el ámbito de esta forma de vida. Intentamos alguna vez vivir en Estados Unidos pero a cierta edad se vuelve más difícil, los jóvenes hacen sus círculos de amistades más fácil y allá la vida del dólar corre.

¿Se ha sentido extranjero en El Poblado?
A veces me identifican por el acento, los que no me conocen, como extranjero, pero yo digo que soy más colombiano porque yo no robo los impuestos y los pago a tiempo, observo todas las normas, nunca he tenido una multa o choque. Esto es ser colombiano, no es hacer lo que uno quiera.

¿Cómo calificaría los cambios del barrio?
Ha cambiado mucho el barrio, la parte comercial se ha vuelto de alto pedigrí, hay algunas clínicas que funcionan muy bien. Este barrio es uno de los mejores sectores de El Poblado porque todavía no está muy embotellado, yo tengo 4 ó 5 vías para salir. Lo mejor es que todo puedo hacerlo a pie; voy al Éxito, a la Clínica Medellín y todos los bancos a pie. Esta zona en sí es la Milla de Oro pero vale menos, aquí el metro cuadrado cuesta alrededor de millón y medio.

¿No ha pensado en mudarse?
Me han hecho varias ofertas para vender la casa. A ciertos negocios les serviría tener este lugar o ampliar sus espacios con esta casa. Algunas ofertas sí me suenan pero estoy seguro de que no me iría del barrio; si vendo la casa, buscaría un apartamento en este mismo sector.

 
 
Antanas Matickis Valis
Antanas Matickis, ingeniero lituano, especializado en electroquímica, terminó sus estudios en Italia y dedicó su vida a la profesión recorriendo varios países del mundo. Vino a Colombia en 1951 por un contrato breve en la Planta Colombiana de Soda que entonces pertenecía al Banco de la República. Hasta el 65 fue superintendente de la planta y luego llegó a Medellín. Trabajó hasta 1990 y hoy retirado, asesora a algunas empresas en la ciudad.
 
+